Las Provincias

Una joven finge su secuestro en Santo Domingo para que su padre le pague la grabación de un disco

  • Tanto la chica como su novio, al que conoció por internet, han sido detenidos por el montaje

Los Mossos d'Esquadra han detenido a una joven de 22 años por presuntamente fingir su propio secuestro en República Dominicana con la ayuda de su novio para conseguir que su padre pagara los 6.000 euros del rescate para pagar la producción de un disco, puesto que quería ser cantante.

Según ha informado la policía catalana, el padre, vecino de la comarca de la Anoia (Barcelona), denunció el 15 de agosto que había recibido una llamada de su hija llorando desde República Dominicana, en la que un hombre con acento sudamericano le advertía de que corría peligro.

Tras pasar tres días sin noticias de su hija, recibió una nueva llamada el 18 de agosto en la que volvió a escuchar sus llantos, y en la que el presunto secuestrador ya le exigía el pago de 6.000 euros para no matarla, unas exigencias que se fueron repitiendo los días posteriores.

La policía abrió una investigación y descubrió que la chica había viajado el 14 de agosto a Santo Domingo, sin comunicarlo a la familia y solo con el billete de ida, para reunirse con un joven al que había conocido por internet hacía unos meses y con quien había iniciado una relación sentimental. Tras investigar las redes sociales y el entorno de la joven, los Mossos pudieron identificar al novio, considerado el presunto secuestrador, y comunicar vía Interpol sus datos a la Policía Nacional de la República Dominicana.

Confesión

El Departamento de Investigaciones de Secuestros de la Policía Nacional de República Dominicana localizó a la joven, que estaba voluntariamente en casa de su novio y entonces tuvo que reconocer que todo era un montaje para obtener dinero de su padre porque quería ser cantante y pagarse una producción musical.

En ese momento se detuvo a su novio, de 23 años, que ingresó en prisión, mientras que la chica fue devuelta a España y detenida la mañana de este jueves a su llegada al Aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid por un delito de amenazas condicionales y simulación de delito.

En la investigación han participado la Unidad Central de Secuestros y Extorsiones de los Mossos, la sección de secuestros y extorsiones de la Policía Nacional, Interpol, la policía de República Dominicana y la Agregaduría del Consulado Español en Santo Domingo.