Las Provincias

Muere por una descarga en su ducha a causa de una mala instalación eléctrica

Dos jóvenes caminan por la calle de Picanya en la que vivía el hombre electrocutado. :: jesús signes
Dos jóvenes caminan por la calle de Picanya en la que vivía el hombre electrocutado. :: jesús signes
  • La Guardia Civil abre una investigación para aclarar si una reforma reciente en la vivienda de Picanya causó el accidente

Una acción tan cotidiana como ducharse costó el jueves la vida a un hombre de 51 años en su casa de Picanya, según ha podido saber este diario de fuentes próximas al caso. Lo más sorprendente es que, por lo que se desprende de las primeras investigaciones, todo apunta a un fallo en la instalación eléctrica del hogar como posible causa del accidente doméstico.

Al cierre de esta edición, fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil mantenían una investigación abierta para aclarar los hechos, por lo que no quisieron facilitar más datos sobre el caso. Los agentes aguardan al resultado de la autopsia y a otras comprobaciones para buscar responsables, siempre y cuando se confirmen las sospechas iniciales.

Los hechos sucedieron sobre las nueve de la noche, en una vivienda de la calle Doctor Gómez Ferrer del municipio de l'Horta. Se trata de un edificio antiguo de planta baja y dos pisos situado junto a las vías del metro, en las afueras de la localidad y a pocas manzanas de la estación de FGV.

La alarma llegó por parte de una persona que se encontró a la víctima tendida en la bañera de la vivienda, al parecer un familiar. En pocos minutos, agentes de la Policía Local de Picanya y miembros de Policía Judicial de la Guardia Civil de Paiporta se desplazaron a la vivienda para comprobar el aviso.

A su llegada, la víctima no daba señales de vida y un equipo del SAMU se desplazó con urgencia para tratar de auxiliar al hombre. Pero nada se pudo hacer. Ya no tenía pulso y los médicos se marcharon de la casa tras confirmar el fallecimiento. El resto fue trabajo del juzgado de guardia y los agentes de Policía Judicial de Paiporta.

La principal hipótesis es que la víctima se electrocutó al entrar en contacto con el difusor metálico de la ducha. Tras interrogar a familiares y vecinos, los investigadores constataron que en la casa había repentinas subidas de tensión y que, en otras ocasiones el agua daba la corriente. Los problemas en la instalación eléctrica se estaban repitiendo desde hace aproximadamente un mes, por lo que se investiga ahora si una reciente reforma podría ser el origen de la anomalía.

Estas electrocuciones suelen estar relacionadas con fallos o desgastes en termos que funcionan con electricidad. También se pueden producir descargas cuando algún otro electrodoméstico falla y un cable o resistencia entra en contacto con el agua, elemento conductor capaz de extender la corriente.