Las Provincias

Un padre condenado por violar durante 16 años a su hija se fuga de Gerona

  • El hombre dejó a la chica embarazada en cuatro ocasiones y llegó a tener con ella una niña

El hombre condenado a 13 años y seis meses de prisión por haber violado a su hija de forma reiterada entre 1978 y 1994, además de dejarla embarazada en cuatro ocasiones, se ha fugado de la justicia, según ha informado la Audiencia de Gerona.

En un comunicado, el tribunal ha explicado que la policía no le encontró en su domicilio al acudir para notificarle la sentencia, y su esposa explicó a los agentes que había cogido dinero y se había marchado. La Audiencia ha dictado una orden internacional de detención y entrega, y al considerarse la sentencia notificada a través de su procurador, el hombre -Manuel M.F.- ingresará en prisión cuando sea encontrado.

Según la resolución, dictada en julio de este año, el hombre empezó a violar a su hija cuando tenía seis años "restregándole el pene entre las piernas hasta eyacular", y la amenazó con matarla a ella, a sus hermanos y a su madre si contaba lo que sucedía. Cuando la hija tenía nueve años, Manuel. M. empezó a penetrarla dos o tres veces semanales, según la sentencia, imponiendo el temor sobre la chica con su conducta agresiva hacia ella y el resto de la familia. La hija quedó embarazada de su padre por primera vez cuando tenía 15 años y el hombre le facilitó el aborto en una clínica de Barcelona; lo mismo que sucedió un año más tarde, porque la joven volvió a quedar embarazada y abortó de nuevo.

Hija con minusvalía

La resolución de la Audiencia de Gerona determinó que al cumplir 18 años, la chica quedó embarazada de su padre y, a pesar de las amenazas de éste, no quiso abortar, dando a luz, en 1990, a una niña con una afectación de minusvalía psíquica del 80%.

Sin embargo, el padre continuó con las agresiones sexuales porque un año después volvió a dejar embarazada su hija, que entonces abortó, prosiguiendo con este calvario hasta 1994, cuando la joven y su familia se trasladaron a Alemania para escapar de su padre.