Las Provincias

Dos subsaharianos intentan llegar a Melilla en una moto de agua

Uno de los inmigrantes, en la moto de agua.
Uno de los inmigrantes, en la moto de agua.
  • Tras recibir el alto de los agentes, el vehículo emprendió la huida hacia el puerto marroquí de Beni Enzar

los agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) encuentran escondidos dos jóvenes subsaharianos que pretendían entrar en Melilla desde Marruecos de forma irregular montados en una moto acuática que emprendió la huida después de que la Guardia Civil le diera el alto. El conductor del vehículo la abandono y en su interior fueron encontrados estos dos jóvenes.

Según fuentes policiales, el servicio de impermeabilización fronteriza de la Comandancia de Melilla se percató de la llegada desde mar adentro de una moto acuática, conducida por una persona que a gran velocidad se dirigía hacia las playas de Melilla aprovechando una tarde soleada en la que multitud de embarcaciones se encontraban navegando en el ensenada.

Al intentar el servicio del GEAS interceptar la embarcación, conducida por un varón de procedencia magrebí, éste realizó varias maniobras evasivas, emprendiendo una veloz huida hacía el vecino puerto marroquí de Beni Enzar, donde logró llegar y dejar abandonada la moto acuática entre las escolleras, a la vez que su conductor se daba a la fuga a la carrera.

Al oír los guardias civiles gritos y voces desde el interior de la misma, demandando auxilio, procedieron a su fiscalización y comprobaron que en diferentes habitáculos habían sido introducidos dos jóvenes, de procedencia subsahariana. Ambos se encontraban en buen estado físico y no precisaron de atención médica.

Protocolo de auxilio

Activado el protocolo de auxilio y rescate en el mar, vigente por el Convenio SOLAS (Convenio Internacional para la Seguridad de la vida humana en el mar), suscrito y ratificado por la mayoría de países de la comunidad internacional, que atribuye la zona de salvamento y rescate a Marruecos, al haberse producido el salvamento y rescate en área de su responsabilidad, minutos más tarde de esta intervención, hicieron acto de presencia en el lugar una embarcación de las fuerzas de seguridad de dicho país, que se hicieron cargo de los dos inmigrantes, así como de la moto acuática, que no disponía de ninguna seña externa de identificación.

Este tipo de procedimiento de entrada de inmigrantes en el mar, ocultos en una moto acuática, es la primera vez que se ha dado en Melilla, lo que constituye una nueva modalidad de llegada de inmigrantes que puede ser explotada por las redes de tráfico de personas.