En 'vespa' con el difunto

La 'vespa' fúnebre de los García. / r. c.
La 'vespa' fúnebre de los García. / r. c.

José Antonio García, responsable de Funemadrid Noroeste, es hijo y nieto de propietarios de una pequeña empresa de pompas fúnebres ya desaparecida. Eran tiempos en los que su profesión era asumida con naturalidad en las pequeñas poblaciones, como la suya natal de Pozuelo de Alarcón, hasta el punto de que la 'vespa' que el abuelo utilizaba para transportar pequeñas mercancías servía ocasionalmente como portadora de féretros. O la impoluta 'DKW' que posteriormente compraron. Tan pronto era ocupada por un deceso como por suministros encargados por el vecindario. Y nadie se alarmaba. Hoy, sin embargo, reconoce que la presencia de un 'Mercedes' fúnebre como el que habitualmente conduce impone al respetable y levanta pocas afinidades.

José Antonio comenzó en esto a los nueve años clavando crucifijos en los ataúdes, y cuatro décadas después su vida sigue girando en torno a los camposantos. De hecho, asistiendo a la boda de un amigo conoció a la que es hoy su esposa, ¡que también es funeraria de tercera generación! Las casualidades del destino existen.

Sin perder el respeto por un entorno que no merece menos, José Antonio cuenta anécdotas de su día a día. Los amigos le suelen presentar ante terceras personas como empleado en una agencia de viajes. No le permiten enviar fotos de su lugar de trabajo al grupo de 'whatsapp' por motivos evidentes (aunque no está permitido tomar imágenes en este contexto, ni tan siquiera para los trabajadores). Y él mismo comenta que tiene un coche de empresa, pero que no es tan discreto como para utilizarlo para asuntos particulares.

Su mujer no trabaja en la misma funeraria, por lo que no coinciden durante el día. En su tiempo libre prácticamente no hablan de temas laborales, e insisten en que hay que disfrutar de la vida. Ambos tienen claro que nunca se sabe lo que puede pasar...

Fotos

Vídeos