Los valencianos boxean en familia

El ring está de moda: hombres y mujeres de todas las edades, también niños, eligen el pugilismo sin contacto como método de entrenamiento

Los valencianos boxean en familia
LP
JOAN MOLANOValenica

"El gimnasio está a reventar, no cabe un alfiler. El perfil de gente que se ha apuntado es muy variado. Vienen profesionales de todos los sectores y también niños. Volvemos a estar de moda. Parece que, por fin, hayan descubierto todas las cosas buenas que brinda este deporte". Son palabras de Paco Tamarit, responsable del Club de Boxeo Sedaví, que ha visto cómo en el último año su cartera de clientes ha incrementado exponencialmente. "Ponerse los guantes y hacer manoplas o pegarle al saco tiene muchos beneficios físicos y psicológicos", asegura el propietario de uno de los centros pugilísticos con más carisma de la Comunitat, quien reivindica que el deporte al que ha dedicado toda su vida es "perfecto para estar en forma". Los diferentes ejercicios que incluye el entrenamiento de boxeo, argumenta, "sirven para trabajar la resistencia, la agilidad, el equilibrio, la velocidad... y también ayuda a ser más fuerte en el aspecto mental".

Instalaciones del Club de Boxeo Sedaví.
Instalaciones del Club de Boxeo Sedaví. / CB Sedaví

Tamarit recalca que no es necesario golpear a nadie para poder practicar boxeo. "Puedes escoger entrenar sin contacto. Tú eliges cómo practicarlo. En ese momento tu objetivo ya no es pelear contra un rival sino contra ti mismo. Buscas perder peso, sentirte mejor, recuperar la autoestima, relajarte, desestresarte...", indica. Pegarle a las manoplas acolchadas o al saco son ejercicios perfectos para quemar grasa, tonificar y ganar músculo. Para mejorar la coordinación, tener más resistencia y ganar rapidez en tus movimientos, en el gimnasio te enseñan a pelear contra tu propia sombra o frente al espejo. También tienes a tu disposición todo tipo de aparatos, algunos de fabricación casera elaborados por el propietario del local, que te ayudarán a mejorar esas capacidades.

Las sesiones de preparación pueden variar. Van desde los 30 minutos a una hora, aproximadamente, siempre según el estado de forma de cada persona. La cantidad de calorías que se consuman dependerá de la intensidad con la que se entrene. Además, Tamarit asegura que no existe riesgo de sufrir lesiones siempre y cuando se ejecuten los ejercicios de manera correcta y se lleve a cabo un minucioso calentamiento. "Es crucial aprender bien la parte técnica del boxeo para evitar lesionarse, adoptar las posiciones correctas y hacer caso a los entrenadores", indica.

Un 25% mujeres

En el Club de Boxeo Sedaví cada vez se imparten clases a más mujeres, suponen el 25% de los clientes del gimnasio. De un tiempo a esta parte son muchas las que han escogido el deporte de las 16 cuerdas para hacer ejercicio. Varios rostros conocidos, como cantantes, actrices o modelos, entre otras, han ayudado a promover su práctica junto a los logros deportivos conseguidos por las boxeadoras profesionales. Entre los usuarios del gimnasio de Tamarit hay personas de todas las edades, incluso niños. El expúgil entrena a un grupo de unos 14 menores cuyas edades oscilan entre los 11 y los 15 años: "Los padres de algunos de ellos también entrenan con nosotros y otros han descubierto que este deporte es uno de los más completos para los pequeños y también muy divertido".

Una mujer practica boxeo.
Una mujer practica boxeo. / Reuters

"Aquí los padres no se pelean entre ellos"

Manolo Manzano apuntó hace un año y medio a su hijo Mario, de 14 años, al gimnasio. "Probó el fútbol y el baloncesto pero nada comparado con el boxeo. Se divierte, ha hecho muchos amigos, hay muy buen ambiente. Existe mucho compañerismo y le inculcan buenos valores. Aquí los padres no se pelean entre ellos, entre los chavales no existe competitividad. Solo disfrutan haciendo deporte”, señala el progenitor.

Alba Bustos tiene 15 años. Su madre la apuntó al club hace unos trece meses para que perdiera peso. Lo está consiguiendo, pero sus objetivos se volvieron más ambiciosos a medida que pasaba los días entre las cuatro paredes del gimnasio. "El boxeo es recomendable al cien por cien. Había probado otros deportes, también el baile, pero, sin duda, el que más me ha llenado es este", comenta la joven. Le gusta tanto pisar el ring que el próximo mes de marzo disputará su primer combate a nivel autonómico. Su madre, Yolanda, destaca los cambios físicos que ha visto en su hija: "Es mucho más disciplinada y se cuida mucho la alimentación y todo gracias a este deporte".

Alba Bustos en el Club de Boxeo Sedaví.
Alba Bustos en el Club de Boxeo Sedaví. / LP

Otras modalidades

La oferta para practicar boxeo en clubes especializados es bastante amplia en la Comunitat, donde las rutinas de preparación son similares a las empleadas en el Club de Boxeo Sedaví, aunque también existen gimnasios generalistas que incluyen entre sus clases dirigidas variantes del boxeo como método para estar en forma. Por ejemplo, en el centro Atalanta Sport Club que está situado en la avenida Ecuador de Valencia, imparten clases de Fight Max desde hace cuatro años. Ángel Báez, uno de los instructores, define esta disciplina como "una mezcla de boxeo, kárate y kick boxing". "Consiste en un entrenamiento con golpeo real al saco acompañado de música. Los golpes son menos técnicos, pero se consiguen muy buenos resultados. Se realiza un trabajo funcional, es decir, ejercitamos todas las partes del cuerpo en cada sesión. Son clases intensas, de una media hora, porque necesitamos acoplarnos a las necesidades del cliente, al que le cuesta conciliar cada vez más su vida laboral y personal", afirma. La media de edad de quienes lo practican, "más mujeres que hombres", oscila entre los 25 y los 35 años.

Más noticias relacionadas

Fotos

Vídeos