La tormenta perfecta

La Gran Mancha Roja, en todo su esplendor. / nasa

La sonda Juno saca un primer plano de la Gran Mancha Roja de Júpiter, un huracán con vientos de 432 kilómetros por hora

LUIS ALFONSO GÁMEZ

La tormenta más grande del Sistema Solar es enorme. Cabrían en ella tres Tierras. Es muy vieja. Fue descubierta en 1830, aunque se cree que gira en las latitudes ecuatoriales de Júpiter desde al menos 1665. Y es muy violenta. Sus vientos alcanzan los 432 kilómetros por hora, cuando en los huracanes terrestres de fuerza 5 llegan hasta los 305. La Gran Mancha Roja ha cautivado a generaciones de astrónomos, profesionales y aficionados, y ahora podemos disfrutar de su hipnótica belleza como nunca gracias a la sonda 'Juno'.

En las mejores imágenes jamás tomadas del vórtice, se ve «un enredo de nubes oscuras y veteadas tejiendo su camino a través de un enorme óvalo carmesí», explicaba el jueves la NASA en la nota que acompañaba a las primeras fotos del anticiclón obtenidas por la 'Juno'. La nave, en órbita del gigante gaseoso desde el 5 de julio de 2016, las sacó el martes a las 4:05 horas cuando sobrevolaba la Gran Mancha Roja a sólo 9.000 kilómetros de altura. En marzo de 1979, la 'Voyager 1', que envió espectaculares imágenes del huracán, no se aproximó al planeta más allá de 278.000 kilómetros.

Con un diámetro de 16.350 kilómetros en abril pasado, la Gran Mancha Roja es 1,3 veces más grande que la Tierra. Situada a 22 grados al sur del ecuador de Júpiter, es el principal rasgo distintivo de ese mundo. «Los científicos la han estado observando durante siglos, pensando y teorizando sobre ella. Ahora tenemos las mejores imágenes de esta tormenta icónica. Nos llevará algún tiempo analizar los datos no solo de la JunoCam (la cámara de la sonda), sino también de los ocho instrumentos científicos de la 'Juno' para arrojar luz sobre el pasado, presente y futuro de la Gran Mancha Roja», decía ayer Scott Bolton, del Instituto de Investigación del Suroeste (Texas) y científico principal de la misión.

«Estas largamente esperadas imágenes de la Gran Mancha Roja de Júpiter son una 'tormenta perfecta' de arte y ciencia», añadía Jim Green, director de ciencia planetaria de la NASA. Para el astrofísico Agustín Sánchez Lavega, experto en atmósferas planetarias, «los detalles son impresionantes». «Con los datos de la 'Juno', se espera poder revelar, por ejemplo, la naturaleza del colorante rojo que tiñe la Gran Mancha Roja y si es como una pizza, plana y delgada, o si es una especie de cilindro que se sumerge hacia el interior»», explicó.

Lanzada el 5 de agosto de 2011, la 'Juno' explora desde hace un año Júpiter para conocer mejor su evolución, composición y estructura. Entre otras cosas, si bajo el manto de nubes, el planeta más grande del Sistema Solar tiene un núcleo rocoso.

Fotos

Vídeos