ThisCrush, un nuevo caldo de cultivo para el ciberacoso

ThisCrush, un nuevo caldo de cultivo para el ciberacoso

Es la red social de moda entre los adolescentes y su principal atractivo es poder enviar mensajes de forma anónima

Rosario González
ROSARIO GONZÁLEZMadrid

Es la red social de moda entre los adolescentes y, aunque su lanzamiento tuvo lugar en 2016, se hizo popular un año después, en la primavera de 2017. Se llama ThisCrush y sus principales usuarios son jóvenes de entre 12 y 20 años, que combinan esta red social con las de mayor éxito en la actualidad en esa franja de edad, Instagram y Snapchat. Su principal atractivo es la posibilidad de publicar comentarios o enviar mensajes a otros usuarios de forma anónima. Lo han bautizado como el Tinder de los adolescentes, principalmente porque, según la empresa detrás de este producto, la red facilita la declaración de amor entre los usuarios. Sin embargo, el anonimato se convierte en este caso en el caldo de cultivo perfecto para permitir el acoso, con situaciones que han llevado incluso a poner denuncias ante la Guardia Civil. Uno de los casos tuvo lugar en Tenerife, donde el cuerpo investigó a dos menores de edad que utilizaron la red social para insultar e incluso amenazar de muerte a una compañera de clase.

No es la primera web que apuesta por este concepto. Una de las más conocidas es Ask.fm, que agrupa a más de 70 millones de usuarios con una edad media de 14 años. En ella se puede preguntar y contestar a las curiosidades de otros sin revelar la identidad. Sin embargo, la falsa sensación de seguridad que otorga el anonimato derivó en que proliferaran los cruces de insultos y amenazas, e incluso se convirtió en una vía de acceso para pederastas en busca de menores a los que contactar de manera anónima. En 2013, la polémica se tornó en tragedia cuando una joven británica de 14 años, Hannah Smith, decidió quitarse la vida tras sufrir durante meses el acoso y los insultos de usuarios anónimos que le instaban a suicidarse tras pedir consejo para tratar un eccema en la piel. El caso indignó a la sociedad británica y, tras recoger miles de firmas, se logró que la red social implantara un sistema que permite denunciar comentarios e incluso bloquear a usuarios.

Otra herramienta de características similares es Yodel, una aplicación en la que el usuario, sin necesidad de registrarse ni proporcionar una dirección de correo electrónico, puede hablar con otros usuarios en un radio de diez kilómetros de forma anónima. De nuevo, esta plataforma se convirtió en un campo abonado para la publicación de insultos, acosos y amenazas, registrando diversas denuncias y peticiones de plataformas como Change.org para reclamar su cierre.

En el caso de ThisCrush, la página echa balones fuera afirmando en su política legal que no se hace responsable de lo que escriban los usuarios. Tampoco cuentan con un equipo de moderadores que funcionen de filtro, ni siquiera en los casos de especial gravedad. Su manera de combatir el ciberacoso desde esta página, según explican en su web, es redirigir a los perfiles que reciben un elevado número de denuncias hasta una nueva página web en la que se intenta explicar qué es el acoso en Internet y ofrecen consejos para prevenirlo. También se cancela la cuenta denunciada durante varias semanas, aunque, al no ser obligatorio facilitar un correo electrónico para acceder a la página, el infractor puede crear una nueva cuenta de manera sencilla y continuar el acoso hasta que lleguen nuevas denuncias.

Fotos

Vídeos