El tesoro del vikingo Bluetooth

El tesoro del vikingo Bluetooth

Un adolescente halla monedas y un martillo de Thor del rey 'Diente Azul', que da nombre al sistema de comunicación entre los móviles

UAN CARLOS BARRENACorresponsal en Berlín

Cuando su detector de metales empezó a pitar el pasado mes de enero en un sembrado en la isla germano oriental de Rügen, a orillas del mar Báltico, Luca Malaschnitschenko, un escolar alemán de 13 años, pensó que solo había encontrado un pedazo de aluminio sin valor alguno.

Su compañero de búsqueda, el arqueólogo aficionado René Schön, reconoció inmediatamente que se trataba de algo más. «Y resultó ser el descubrimiento de mi vida», dijo Schön ayer, después de que un equipo de profesionales peinara durante este fin de semana una superficie de 400 metros cuadrados en pleno campo cerca de la pequeña localidad de Schaprode.

Sacaron a la luz lo que se conoce ya como el tesoro de Harald Blatand (910-987) y se atribuye al rey que unificó Dinamarca, conquistó Noruega y cristianizó Escandinavia en el siglo X, hace ya mucho más de un milenio. Un tesoro de cientos de monedas de plata, collares, anillos y otras joyas.

Entre los objetos rescatados se encuentra incluso una pequeña reproducción a modo de pendiente o colgante de un 'mjolnir', un martillo de Thor, el amuleto que portaban consigo los vikingos y que concedía a su propietario la protección del dios del trueno en la mitología escandinava.

Un descubrimiento que los expertos relacionan directamente con otro realizado hace casi siglo y medio. Entre 1872 y 1874 salió a la luz en la vecina isla de Hiddensee un tesoro de joyas de oro de 16 piezas que se atribuye igualmente al primer monarca danés o su entorno mas próximo. Los expertos consideran que ambos tesoros pudieron ser enterrados por Blatand o su séquito en su huida de Dinamarca a la Pomerania alemana, después de perder una batalla con su hijo Sven Haraldsson o Sven 'Barba Ahorquillada' en el año 986.

Schirren subrayó que todos los indicios apuntan a que los tesoros fueron enterrados cuando el monarca escapaba de su hijo. En el caso del hallazgo más reciente, cerca de Schaperode, se trata del típico tesoro escondido en un lugar inhabitado, junto a un punto de referencia, en este caso un enterramiento de la edad de bronce.

Harald Blatand, conocido como Harald Bluetooth- 'Diente Azul'- en el mundo anglosajón, fue un rey tan sobresaliente que incluso inspiró a la empresa finlandesa Nokia y el grupo sueco Ericsson en los años 90 a la hora de dar nombre a un nuevo sistema de comunicación entre aparatos electónicos inteligentes.

El logotipo de bluetooth, que permite conectar teléfonos móviles, tabletas, ordenadores o los manos libres en las radios de los automóviles, es un monograma que muestra las iniciales HB en runas, el alfabeto de los vikingos.

Fotos

Vídeos