Las señales, un peligro al volante

Las señales, un peligro al volante

Un 73% de los conductores ha tomado decisiones incorrectas por culpa de la mala señalización

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Con la llegada del verano aumenta el número de vehículos en las carreteras y BP, CASTROL y el RACE lanzan la campaña #AlVolanteLoImportante, con el objetivo de concienciar a la sociedad de los peligros de las distracciones en la conducción, en concreto aquellas cuyo origen son elementos o circunstancias externas al vehículo. Según el estudio que acompaña a la campaña, la 'presencia de otros usuarios' (55%), la 'existencia de accidentes en la vía' (52%) y la 'señalización confusa' (48%) son los principales motivos de distracciones externas para los conductores españoles, entre los que un 73% reconoce haber tomado decisiones incorrectas por culpa de una mala señalización. El estudio, en el que han participado más de 2.000 conductores españoles, tiene como objetivo analizar los diferentes elementos externos que pueden distraer durante la conducción. En términos generales, las personas entrevistadas consideran que la señalización en las vías es importante, más allá de la tipología concreta a la que se haga referencia. En concreto, para la inmensa mayoría de usuarios (91%) la señalización vertical es un aspecto fundamental para garantizar una conducción segura.

Campaña #AlVolanteLoImportante

Como continuación de las campañas puestas en marcha desde 2013 para concienciar a los conductores de la necesidad de evitar distracciones en la conducción, BP España y el RACE han lanzado en esta ocasión la campaña #AlVolanteLoImportante, en la que se pretende alertar a los conductores de los peligros de las distracciones motivadas por motivos externos, haciendo especial hincapié en la señalización de las carreteras.

Esta puede ser una de las razones por las que el GPS, cuyo uso se ha generalizado entre los usuarios de los vehículos, no ha llegado a sustituir la funcionalidad de las señales de orientación. Así, incluso en caso de duda, 2 de cada 3 entrevistados centran su atención en la señalización por encima de las indicaciones del navegador, frente a un 32% que admite prestar más atención a lo que les señala el GPS. No obstante, casi la mitad de los conductores entrevistados (46%) reconoce que lo utiliza de manera habitual mientras conduce, como método de guía para llegar al destino elegido y no para otras funcionalidades como advertencia ante radares y controles policiales, para conocer el estado de la vía o con el objetivo de informarse sobre el límite de velocidad de la calzada por la que transita.

Lo que no deja duda el estudio es que la existencia de una señalización clara y visible es clave para evitar riesgos en la conducción. Así, la influencia negativa de una señalización confusa se materializa en afirmaciones como que el 73% de los conductores responsabiliza a la mala señalización la toma de decisiones incorrectas en la conducción. Dentro de este porcentaje, un 37% admite haber realizado en alguna ocasión algún tipo de maniobra incorrecta que ha puesto en peligro su propia integridad o la del resto de conductores debido al mismo motivo. Estos datos pueden ir emparejados a la existencia de un problema con la visibilidad de las señales, ya que el 51% está de acuerdo en subrayar que, en ocasiones, la señalización no se sitúa con antelación suficiente, el 35% apunta que no es lo suficientemente grande para ser vista correctamente, y un 28% piensa que, muchas veces, está situada en lugares de escasa visibilidad, incluso en ocasiones tapada por la vegetación.

Además, se pone de manifiesto que el buen hacer de las señales depende también del nivel de comprensión de las mismas por parte de los conductores que las interpretan. Por ello sorprende que un 22% de los encuestados confiesa que no conoce el significado de todas las señales, un 31% afirma que la señalización no es fácil de entender y un porcentaje igual apunta que las señales no son creíbles. Por último, las señales no son el único elemento externo de distracción mientras se conduce, aunque sí el de mayor relevancia: para un 14% y un 25% respectivamente, el paisaje y la presencia de carteles publicitarios también pueden suponer una distracción.

Fotos

Vídeos