Las Provincias

Frutos secos, la energía que reduce el colesterol

  • CURARSE EN LA MESA

  • Ricos en minerales, ácidos grasos insaturados y vitaminas, estas semillas pueden ser de gran ayuda a la hora de mejorar los niveles de lípidos en sangre y evitar riesgos coronarios

Pistachos que nos aportan potasio, cobre y magnesio, una buena ayuda contra los dolores musculares; anacardos ricos en las antioxidantes vitaminas B y E; avellanas para reducir los niveles de colesterol, y nueces para prevenir y controlar riesgos coronarios. Estas son solo algunas de las ‘armas’ que los frutos secos tienen para combatir por una salud mejor. Unos frutos que se pueden emplear no solo en deliciosas recetas, sino como picoteo entre horas, tomándolos con moderación porque, eso sí, engordan.

Para aprender más sobre ellos y sobre el modo de cocinarlos se ha editado ‘Los frutos secos. Semillas sorprendentes’, un libro donde además de mencionar sus virtudes se ofrecen 40 recetas originales para que el comensal pueda aprovechar los beneficios de estos frutos tan ricos en unos platos sanos y equilibrados.

Caviar de berenjenas

Ingredientes para un tazón pequeño de caviar: 2 berenjenas, medio ramillete de perejil, 2 dientes de ajo, 2 cucharadas de zumo de limón, 100 g de avellanas, 5 cl de aceite de oliva, una cucharada de pimentón picante y sal.

Preparación: calentamos el horno a 225 ºC. Envolvemos las berenjenas en papel de aluminio (con la parte más brillante hacia fuera) y las asamos durante unos 45 minutos, hasta que se hayan ablandado por completo.

Extendemos las avellanas sobre la placa del horno y las asamos durante 10 minutos, aproximadamente, moviéndolas de vez en cuando. Después, las picamos finamente.

Posteriormente, también picamos el perejil, pero no demasiado pequeño, y aplastamos el ajo, preferiblemente con una prensa.

Vertemos el perejil, el ajo y 2 cucharadas de aceite de oliva en el recipiente del robot de cocina (o en el vaso de la batidora/picadora) y lo mezclamos un poco. Luego, añadimos la pulpa de las berenjenas y el zumo de limón y mezclamos de nuevo.

Agregamos las avellanas picadas, sazonamos con pimienta, sal y ponemos el resto del aceite de oliva. Se degusta como aperitivo sobre pequeñas rebanadas de diversos tipos de pan.

Tartaleta con puré de aceitunas y ensalada de espinacas

Ingredientes para 4-6 tartaletas individuales: 4 lonchas de jamón, 1 bolsa de brotes de espinacas, 1 huevo, 125 g de mantequilla al punto de sal, 100 g de queso feta, 25 g de pistachos, 250 g de harina, 30 g de puré de olivas, 16 olivas negras sin hueso, aceite de oliva, vinagre balsámico, sal y pimienta.

Preparación: vertemos en el recipiente del robot o en el vaso de la batidora la harina, la mantequilla cortada en trozos pequeños, el puré de olivas, el huevo y una pizca de pimienta. Mezclamos rápidamente y dejamos reposar la masa obtenida en la nevera al menos durante 30 minutos.

Calentamos el horno a 180ºC. Mientras, forramos los moldes de tartaleta con la masa ya reposada. Después, las horneamos unos 20 minutos. Las sacamos del horno y las dejamos enfriar.

En el momento de servir repartimos en cada tartaleta los brotes de espinaca, el jamón, el queso feta, los pistachos y las olivas picadas gruesas. Vertemos un hilo de aceite de oliva y un poco de vinagre balsámico, salpimentamos y degustamos de inmediato.