¿Qué es la enfermedad de Lyme que transmiten las garrapatas?

Picadura de una garrapata./Agencias
Picadura de una garrapata. / Agencias

La dolencia afecta al sistema nervioso central y puede confurdirse con otras patologías

LAS PROVINCIAS
LAS PROVINCIAS

Este sábado, la Asociación de Enfermos de Lyme de España (ALCE) se ha concentrado en Madrid para visibilizar la enfermedad dentro de su mes mundial. ¿Qué es esta dolencia? Como detalla ALCE en un comunicado, el Lyme o Borreliosis de Lyme, es una enfermedad infecciosa que transmite la bacteria 'Borrelia Burgdorferi', que es transmitida por la picadura de una garrapata y que afecta al sistema nervioso central y que puede cronificarse.

«El número de casos ha aumentado de forma considerable en los últimos años en España debido, entre otras cosas, al cambio climático y la globalización», indicó la asociación en el escrito. No obstante, muchos afectados desconocen estar infectados. Una de las razones es que la enfermedad, conocida como «la gran imitadora», comparte síntomas diversos y fluctuantes en el tiempo con otras enfermedades emergentes como Esclerosis Múltiple, Lupus, enfermedad de Crohn, Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia, Autismo, Alzheimer o Esclerosis Lateral Amiotrófica. Otra razón es que, «aunque es una enfermedad de declaración obligatoria (EDO), la Seguridad Social deja a muchos de los enfermos sin diagnóstico al no haber pruebas sensibles en España pero sí en países como Alemania donde se aplican test de transformación linfocitaria (LTT, Elispot…), aprobados por la FDA».

Si la infección por Borrelia burgdorferi no es reconocida y tratada a tiempo se puede cronificar dando lugar a la enfermedad de Lyme crónica. Además de borrelia las garrapatas pueden estar infectadas y trasmitir otras bacterias como rickettsia, bartonella, babesia o coxiella que pueden causar co-infecciones cada una de ellas con unos síntomas característicos.

Etapas de la enfermedad

Después de la picadura de una garrapata infectada, la Borrelia entra en el organismo y se produce un periodo de incubación de entre 7 y 10 días. Después de este periodo existen tres etapas de la enfermedad:

Etapa

Enfermedad de Lyme temprana y localizada

En esta etapa puede aparecer el Eritema Migrans, es un rash macular que se extiende poco a poco. Más de un 50% de las personas que sufren la enfermedad de lyme no han visto nunca el Eritema Migrans ni han sido conscientes de la picadura de garrapata, cosa que hace el diagnóstico de la enfermedad de lyme temprana más complicado. En esta primera etapa la infección aún no se ha propagado por todo el cuerpo y los síntomas se asemejan a los de una gripe: fiebre, malestar general, dolor de articulaciones. sudores, debilidad. Algunas personas no presentan ningún síntoma en esta etapa.

Etapa

Enfermedad de Lyme de diseminación temprana

Esta etapa aparece varias semanas o varios meses después de la infección por Borrelia. La bacteria empieza a propagarse por diferentes partes del cuerpo. Los síntomas en esta etapa son: dolores de articulaciones, fatiga, síntomas neurológicos, parálisis facial, miocarditis, meningoencefalitis, palpitaciones cardíacas, bloqueo auriculoventricular entre otros. Estos síntomas no se presentan en todos los casos y la enfermedad puede seguir pasando desapercibida aunque su curso sigue avanzando y extendiéndose a más partes del cuerpo si no es tratada correctamente.

Etapa

Enfermedad de Lyme en estadio tardío o enfermedad de lyme crónica

Esta etapa puede ocurrir meses o años después de la picadura de garrapata. Si no se recibió tratamiento en la etapa inicial o si este fue insuficiente la enfermedad de lyme puede evolucionar hacia la enfermedad de Lyme crónica. En esta fase la bacteria se ha diseminado por todo el organismo y los síntomas afectan a múltiples sistemas, llegando a ser altamente incapacitantes: artritis permanente, fatiga extrema, problemas neurológicos, problemas cardiacos, problemas de memoria, problemas de visión. A menudo los pacientes son diagnosticados erróneamente con otras enfermedades como síndrome de fatiga crónica, fibromialgia, esclerosis múltiple, enfermedad de crohn, lupus, hipertiroidismo, alzheimer y esclerosis lateral amiotrófica entre otras.

En esta última etapa hay una gran controversia y la comunidad médica está dividida entre quienes creen que para controlar la infección es necesario un tratamiento agresivo con antibióticos durante meses, años e incluso indefinido y los que creen que con el tratamiento estándar de 4 semanas de antibiótico es suficiente y los síntomas que persistan serán secuelas de la infección temprana. Cada vez hay más evidencia científica sobre la persistencia de la infección por Borrelia. Cultivos y análisis de laboratorio demuestran la persistencia de la Borrelia durante meses y años si la infección no es tratada adecuadamente. En muchos casos una persona puede pasar más de 10 años sin ser diagnosticada, esta persona ha recurrido a muchos médicos de muchas especialidades sin obtener respuestas ni soluciones a sus síntomas y su calidad de vida se va deteriorando con el paso del tiempo. Es frecuente que acabe siendo enviado al psiquiatra, el cual le dice que sus síntomas son psicosomáticos y que físicamente no tiene nada, nada más lejos de la realidad.

Fotos

Vídeos