Mitos y realidades de la dieta del plátano

Mitos y realidades de la dieta del plátano

El plan «milagro» para perder peso ha disparado las críticas de los especialistas

LAS PROVINCIAS
LAS PROVINCIAS

En estos días se habla mucho de una nueva dieta «milagro», la de la banana. Desarrollada en 2008 en Japón, promete adelgazar ocho kilos en un mes. El plan consiste básicamente en desayunar solo un plátano y un vaso de agua. Una mezcla que, según los creadores de la dieta, provoca la formación de un 'gel' que rellena el estómago aumentando la sensación de saciedad por mucho más tiempo. No se debe ingerir ningún alimento hasta la hora del almuerzo. Las siguientes ingestas son libres, comida, merienda y cena, con la salvedad de que esta última se debe realizar como muy tarde a las 20.00 horas. Se aconseja incluir en estas comidas alimentos bajos en grasa y calorías (como verduras al vapor).

En lo que respecta a la actividad física durante el proceso, los creadores del método no exigen que la persona haga ejercicio, aunque recomiendan una caminata de 30 minutos para acelerar la efectividad de la dieta.

El plan parece sencillo y asequible para el bolsillo. Sin embargo, son varios los especialistas que han criticado este consejo alimentario para perder peso y lo tachan de engaño por carecer de base científica alguna. Así lo recoge el portal saludsinbulos.com, desde donde se aconseja desconfiar de toda dieta o planteamiento que prometa perder peso de forma rápida y sin esfuerzo, uno de criterios que recoge el documento de consenso de la Fundación Española de Dietistas Nutricionistas (FEDN).

Cantidad energética insuficiente

En la web advierten de que el plátano aporta en torno a unas 95 calorías por cada 100 gramos de alimento, por lo que una pieza de esta fruta de tamaño generoso podría alcanzar cerca de las 200 calorías, siendo esta la única energía que recibirá la persona a lo largo de la mañana. Una cantidad energética y de nutrientes insuficiente, agregan, dado que los especialistas recomiendan que el desayuno, considerado la comida más importante del día, debe aportar en torno al 25% de las calorías totales de un día. Si la media se establece en 2000 Kcal/día (adulto medio sedentario), el desayuno (y en ocasiones sumando la media mañana) debería aportar entre 500 y 600 calorías, muy lejos del planteamiento de la dieta de la banana matutina, señalan y avisan de las consecuencias de seguir el plan. Quien lo siga notará como el cansancio y la fatiga tanto física como mental no tardan en aparecer y que la mañana se le hace interminable dado la falta de nutrientes.

Fotos

Vídeos