Metro de Madrid retirará «en breve» el amianto de «muchos» trenes afectados

Borja Carabante, consejero delegado de Metro de Madrid./Luca Piergiovanni (Efe)
Borja Carabante, consejero delegado de Metro de Madrid. / Luca Piergiovanni (Efe)

Actualmente, los trenes del suburbano afectados representan entre un 3 y un 4% de los 2.400 que hay en circulación, lo que supondría entre 72 y 96

EFEMadrid

El consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, ha anunciado hoy la contratación de una empresa para retirar "de manera inmediata" el amianto "de muchos de los trenes" del suburbano madrileño afectados por este material nocivo para la salud, que ha cifrado entre 72 y 96 convoyes.

Actualmente, los trenes del suburbano afectados por amianto representan entre un 3 y un 4% de los 2.400 que hay en circulación, lo que supondría entre 72 y 96, según Carabante.

En su comparecencia en la comisión de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Asamblea de Madrid, Carabante ha explicado que la empresa adjudicataria está registrada en el RERA (Registro de Empresas con Riesgo por Amianto) y ya ha presentado un plan en el Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo de la Comunidad.

"Una vez aprobado (el plan), procederemos a su retirada inmediata", ha añadido en referencia al amianto.

Además, ha dicho que "el porcentaje máximo" del peso del amianto en cada uno de los trenes afectados es del 0,0009%, aunque ha indicado que puede "ser menor" debido al "recambio de algunas de las piezas".

En concreto, ha informado de que el amianto está en el 10% de un componente eléctrico denominado "apagachispas", que tiene un tamaño similar al de "una caja de zapatos", y en los suplementos de contractores, lo que supone una "ínfima" parte de los trenes.

Metro de Madrid no sólo eliminará el amianto de los trenes sino también de las estaciones e instalaciones del suburbano con presencia de este material nocivo para la salud, cuya fabricación, utilización y comercialización está prohibida en España desde 2002.

En declaraciones a los medios, Carabante ha indicado que la eliminación del amianto en las estaciones tendrá un coste de alrededor de los 100 millones de euros, mientras que el presupuesto para los trenes será "más reducido".

El plan previsto por Metro para eliminar el amianto de aquí a 2021 afectaría a 23 estaciones pero todavía quedarían "una docena" con esta sustancia cancerígena de las que no ha dado plazos de intervención, aunque ha asegurado que "se actuará de la forma más rápida posible".

Carabante convocará el próximo lunes una reunión con los sindicatos para coordinar el plan estratégico que haga "compatible" la intervención con el servicio del suburbano y "no se ponga en riesgo la posible inhalación del amianto por parte de los usuarios ni trabajadores".

Durante su intervención en la comisión, Carabante ha insistido en varias ocasiones que la seguridad de los trabajadores y los viajeros está "en el ADN de la empresa de transportes".

Además, ha dicho que "vivimos rodeados" de la sustancia cancerígena pero su "sola presencia" no supone un "riesgo para nadie", sino "solo" cuando una manipulación provoca su "inhalación".

Asimismo, ha recordado que se han realizado 342 chequeos médicos a trabajadores en activo y que todos ellos han sido negativos aunque hay un operario de mantenimiento del Metro que sufre cáncer de pulmón, reconocido como enfermedad profesional por el Instituto Nacional de la Seguridad Social, y un posible segundo caso.

Ante la petición de su dimisión por una parte de los sindicatos, el consejero delegado de Metro de Madrid ha comentado que "se confunde varias veces al día" pero en la cuestión del amianto está "garantizando la seguridad de todos los trabajadores y viajeros".

Tanto los diputados de Podemos como el partido socialista Alejandro Sánchez y Daniel Viondi han reprochado a Carabante en sus intervenciones que no se actuara con antelación para eliminar el amianto.

Asimismo, han pedido explicaciones sobre la petición de Argentina de la documentación relativa a la venta por parte de Metro de Madrid de 24 coches al suburbano de Buenos Aires en 2011, por si pudiese haber algún "fallo" y contuvieran amianto.

Carabante no ha hablado sobre el tema argentino ya que ha dicho que "él no formaba parte" consejo administración que gestionó la venta.

La Fiscalía de la Comunidad de Madrid ha abierto recientemente una investigación penal por un posible delito contra los derechos de los trabajadores de Metro, a partir de la denuncia de la Inspección de Trabajo por la presencia de amianto en el suburbano.

Además, el Instituto Nacional de la Seguridad Social está estudiando el caso de un trabajador de Metro de Madrid al que detectaron cáncer de pulmón hace dos años por si esta enfermedad pudiera tener relación con su exposición a este mineral.

Fotos

Vídeos