Las Provincias

La obesidad está detrás de dos de cada diez muertes por cáncer

  • Tres sociedades científicas reclaman a las administraciones una mayor implicación para atajar el sobrepeso, sobre todo entre los más jóvenes

La incidencia destructiva de la obesidad en la salud de la actual sociedad es equiparable a la que tuvo el tabaco durante décadas; y el camino para terminar con su incidencia es similar al de la nicotina: alerta por parte de los médicos tras numerosos, concienciación de la sociedad y actuación de las administraciones. Los profesionales sanitarios han realizado el primer paso, y lo han hecho unidos. La Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo), la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) han reclamado al Gobierno central y a las comunidades autónomas una mayor participación para luchar contra la obesidad. “Algunos están en la creencia medieval de que es culpa del paciente. Y es una enfermedad de la que no sabemos todo”, ha explicado el doctor Felipe Casanueva. El presidente de Seedo ha puesto como ejemplo de esta parálisis administrativa el número de fármacos que existen para luchar contra el exceso de grasa: mientras España solo cuenta con uno “y obsoleto”, Estados Unidos tiene nuevo “y cuatro autorizados en los dos últimos años”.

En este sentido, las tres organizaciones han recalcado, en el acto por la celebración del Día de la Lucha contra la Obesidad, la necesidad de que tanto la sociedad como los diferentes gobiernos “tomen conciencia” del impacto que tiene la obesidad, que afecta a cerca de ocho millones de españoles (23%, siguiendo el Índice de Masa Corporal). Pero, sobre todo, la incidencia que tienen entre los más jóvenes, donde hay un índice de exceso de grada del 13%. “Un niño obeso es un adulto enfermo”, ha asegurado el doctor Manel Puig, presidente de la SEEN.

Las principales comorbilidades asociadas a la obesidad eran la diabetes mellitus tipo 2, la hipertensión arterial y las enfermedades cardiovasculares. Ahora, a esta lista se une el cáncer. Una relación entre el tejido adiposo y los tumores que se lleva estudiando desde hace décadas pero que ahora se han empezado a conseguir evidencias fehacientes. El exceso de peso está implicado entre el 15 y 20% de las muertes por cáncer y el 4% de los hombres y el 7% de las mujeres deben su cáncer a la obesidad. Además el riesgo de padecer un tumor por sobrepeso se incrementa cuatro o cinco veces dentro de los más de 215.000 casos oncológicos que se detectan en España cada año.

Los médicos alertan de que tres de cada diez muertes se pueden evitar si se llevan hábitos de vida saludable. “Recuperar la dieta mediterránea, comiendo más despacio y sentado”, recalca la doctora Purificación Martínez de Icaya, miembro de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, quien además ha incidido en que los niños hagan coman frutas, hortalizas, pescado azul y hagan más ejercicio al aire libre y menos videojuegos.