Quirónsalud Valencia

Cáncer de colon, un enemigo que se combate con prevención y precisión

Doctor Blas Flor, cirujano especialista en cáncer colorrectal en Valencia/
Doctor Blas Flor, cirujano especialista en cáncer colorrectal en Valencia
La realización de colonoscopias periódicas para la detección precoz y la cirugía laparoscópica, principales armas para luchar contra los más de 41.000 tumores colorrectales que se diagnostican cada año
SUPLEMENTOSValencia

Es uno de los tipos de cáncer más frecuente en España. El tumor maligno de mayor incidencia en nuestro país, si se cuentan ambos sexos, con 41.441 nuevos casos cada año, según alerta la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), y una de las neoplasias más frecuentes en los países occidentales tanto en hombres como en mujeres, tras el cáncer de pulmón y el de mama, respectivamente. El cáncer colorrectal se ha convertido en uno de los grandes enemigos de la salud y el diagnóstico precoz se presenta como el gran aliado para combatirlo.

Uno de cada 22 hombres y una de cada 24 mujeres tienen riesgo de sufrir un tumor en el colon o el recto durante su vida, según estimaciones de la Sociedad Americana contra el Cáncer. Los cambios en los hábitos alimenticios, el abuso de carnes rojas y determinadas conservas, el tabaco y el sobrepeso han aumentado la incidencia de este tipo de cáncer y, aunque los especialistas recomiendan una actividad física regular junto con una dieta rica en frutas y verduras para disminuir el riesgo, avisan de que únicamente con pruebas periódicas y un diagnóstico precoz se puede combatir eficazmente la enfermedad.

Realizando colonoscopias de forma periódica a partir de los 40-45 años “se acabaría el cáncer colorrectal, ya que se detectarían los pólipos, se extraerían, y si evitamos el pólipo no habría degeneración a cáncer”, señala el doctor Blas Flor Lorente, jefe del Servicio de Cirugía General y Digestiva del Hospital Quironsalud Valencia y especialista en cirugía de cáncer colorrectal. Sin embargo, cuando los pacientes no presentan síntomas es complicado que quieran realizarse una prueba de estas características, que además deben repetir cada cuatro o cinco años de forma periódica. Como solución intermedia, se opta por el test de sangre oculta en heces, que en caso de dar positivo, va acompañado de una colonoscopia de confirmación diagnóstica. Si es negativa, los expertos recomiendan volver a repetir la prueba a los dos años para llevar un seguimiento y que el diagnóstico sea siempre precoz.

Los síntomas de un cáncer de colon o recto suelen ser poco específicos y en cada paciente se manifiestan de forma distinta. Esto no ayuda en su diagnóstico y dificulta la detección temprana del problema, por eso los profesionales recomiendan encarecidamente acudir al médico ante cualquier síntoma. Entre los que nos deben poner en alerta, destaca la emisión de sangre en las heces, o rectorragia, pero también están el estreñimiento continuado, dolor abdominal persistente, aumento del perímetro abdominal, un cambio en nuestros hábitos intestinales o la aparición de un dolor constante en la región perineal.

Los expertos recomiendan que, ante la aparición de cualquiera de ellos, se acuda al médico para poder descartar problemas mayores.

Laparoscopia colorrectal

Según datos de la AECC, solo el cáncer de colon afectará en España a un 5% de los hombres y a un 3,33% de las mujeres antes de cumplir 74 años. La detección precoz “es fundamental”, tal y como destaca el doctor Flor Lorente, puesto que “los estadios uno y dos de este tipo de cáncer tienen una tasa de curación por encima del 90%” gracias a un tratamiento que pasa fundamentalmente por la cirugía laparoscópica y, según el estadio en el que se encuentre, por la aplicación de quimio y radioterapia. Este tipo de intervención, en el que se realizan cuatro pequeños agujeros y una pequeña incisión para extraer el tumor, es “oncológicamente igual o más segura que la cirugía abierta y tiene menos efectos secundarios y menos complicaciones que la cirugía abierta, lo que se traduce en menos estancias en el hospital y menores efectos secundarios”, destaca el jefe del Servicio de Cirugía General y Digestiva del Hospital Quironsalud Valencia para quien esta técnica es “más precisa, menos agresiva” y con ella “el sistema inmune sufre mucho menos”. En el 90% de los casos, los tumores de colon o recto son de un tamaño indicado para tratarlos con cirugía laparoscópica, una absoluta revolución según los expertos, que destacan los mejores resultados que se obtienen con ella y los beneficios para un paciente que padece menos dolor y tiene una mayor capacidad inmunológica para enfrentarse al tumor. Además, los pacientes se encuentran mejor psicológicamente, por lo que afrontan la recuperación de una forma más positiva.

Para estadios avanzados, los especialistas en cáncer colorrectal destacan el papel de la quimioterapia adyuvante. La combinación de quimioterapia y radioterapia en los casos de cáncer de recto mejoran de forma significativa los resultados de supervivencia obtenidos por la cirugía, aumentando la supervivencia global de los pacientes y disminuyendo las tasas de recaída. En los últimos años, el uso generalizado de técnicas de inmunohistoquímica y biología molecular aplicadas al diagnóstico del cáncer de colon y recto ha permitido diseñar terapias personalizadas con las que las cifras de supervivencia se han incrementado de forma significativa.

Fotos

Vídeos