Las Provincias

El tabaco es el origen de al menos el 71% de las muertes por cáncer de pulmón

El tabaco es el origen de al menos el 71% de las muertes por cáncer de pulmón
/ Manuel Molines
  • Los tumores más frecuentes en la Comunitat Valenciana son el colorrectal y el de mama

El 90 % de las muertes por cáncer de pulmón en hombres y el 71 % en mujeres son atribuibles al consumo de tabaco, según datos hechos públicos hoy por la Conselleria de Sanidad, que ha destacado al tabaco como "la mayor causa prevenible en este tipo de cáncer".

La consellera Carmen Montón ha recordado que los fumadores tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer pulmonar y lo ha hecho coincidiendo con la conmemoración, mañana, del Día Internacional del Cáncer de Pulmón.

Montón ha explicado, en un comunicado de la Generalitat, que el de pulmón es el tercer cáncer más frecuente en la Comunitat Valenciana tras el colorrectal y el de mama, y que, por sexos, es el segundo más común en hombres (14,5 %) y el cuarto en mujeres (4,8 %).

Por grupos de edad, ha añadido que el diagnóstico de cáncer pulmonar en mujeres alcanza máximos a partir de los 55-59 años y en hombres a los 75-79 años.

Según los datos del Servicio de Estudios Epidemiológicos y Estadísticas Sanitarias de la Dirección General de Salud Pública, el cáncer de pulmón es, globalmente, la cuarta causa general de muerte en la Comunitat.

Por sexos, es la segunda causa de fallecimientos en hombres (8,8 %) y la octava en mujeres (2,2 %) en la Comunitat Valenciana, mientras que en España y en Europa representa la primera causa de muerte por cáncer.

La dirección general analizó recientemente el periodo 2000-2014 para la Comunitat y constató una disminución progresiva de la mortalidad por cáncer de pulmón en hombres en términos relativos, pero un aumento progresivo en mujeres, que de las 190 muertes registradas en el año 2000 han pasado a 439 en 2012, 427 en 2013 o 456 en 2014.

Respecto a la supervivencia, el cáncer de pulmón presenta una de las más bajas en la Comunitat, puesto que a los cinco años se constata una supervivencia relativa de un 14 % en mujeres y un 12 % en hombres.

Es a partir de los 55 años cuando se registra una mayor incidencia en las mujeres, que se mantiene incluso en el caso de las mayores de 85 años.

La tasa en 2007 era de 13,4 casos por 100.000 habitantes, lo que confirma la evolución al alza, mientras que en el caso de los varones, la tasa de incidencia en tráquea, bronquios y pulmón es de 101,3 casos por cada 100.000 habitantes, solo superada por la de colon, recto y ano (101,8) y por delante del de próstata (93), vejiga urinaria (84,7) o riñón (24).

En los hombres la tasa empieza a crecer más a partir de los 60 años, si bien el pico más alto se registra hacia los 75.