Las Provincias

Expertos estudian cómo reducir la cifra de fumadores hasta el 5% en 2040

Expertos estudian cómo reducir la cifra de fumadores hasta el 5% en 2040
  • El Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo se marca los objetivos

El Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), que hoy ha celebrado en el Hospital La Fe de Valencia su VII Jornada, se ha marcado como objetivo reducir el porcentaje de fumadores hasta solo un 5% en el año 2040.

La presidenta del CNPT, Regina Dalmau, ha lamentado que España "se ha quedado estancada" en esta materia, y ha abogado por medidas como las que contempla la Ley de Adicciones aprobada recientemente en el País Vasco, que declara espacios libres de humo los estadios, las plazas de toros y las marquesinas de los autobuses, además de los locales de restauración.

El debate social es otra de las medidas establecidas en la hoja de ruta de este comité, según ha asegurado Dalmau, quien ha resaltado asimismo la necesidad de "colaborar con los políticos para establecer medidas reguladoras y, en el ámbito científico, generar evidencias" de los peligros del tabaco.

El jefe de sección de Educación para la Salud de la conselleria de Sanidad de la Generalitat valenciana, Joan Quiles, ha criticado los elevados porcentajes de tabaquismo en la Comunitat Valenciana, ya que el 24,8 % de la población es fumadora.

Quiles ha resaltado el progresivo descenso del consumo de tabaco entre los varones, que ha pasado de un 42 % en 2001 a un 34 % en 2010, mientras que en las mujeres ha disminuido desde el 26 hasta el 21 %.

Por su parte, la presidenta del CNPT, Regina Dalmau, ha denunciado también las "barreras" a las que se enfrenta el Comité, entre las que ha destacado el gran poder de la industria del tabaco.

En este mismo sentido se ha expresado también el vicepresidente y portavoz del CNPT, Francisco Camarelles, quien ha resaltado la falta de voluntad política y ha afirmado que "los países que tienen menor porcentaje de fumadores son los que están más preocupados y siguen ocupándose del tema y tomando medidas".

Para el coordinador del proyecto Evict, Joseba Zabala, son relevantes las edades tempranas de inicio en el tabaco y el cannabis de los menores de edad, los 13 años y medio en el primer caso y los 14 años en el segundo, con un porcentaje de un 86,5 % de consumo conjunto de ambas sustancias.

Ha incidido en la accesibilidad al consumo de estas drogas, ya que, según datos de Evict, la cifra de jóvenes de entre 14 y 18 años que dice tener un acceso fácil o muy fácil al tabaco ronda el 70 %.

"Si lo compran es porque alguien se lo vende", ha criticado Zabala, que ha pedido a la administración que asuma sus responsabilidades "inspectoras y sancionadoras" y que se conciencie a la ciudadanía de que "el binomio tabaco-cannabis es más que un invitado de piedra".