Un saltador sobrevive después de lanzarse desde un rascacielos y que el paracaídas no funcionara

Un saltador sobrevive después de lanzarse desde un rascacielos y que el paracaídas no funcionara

Unos amigos del joven grabaron el momento del salto desde los 75 metros de altura

LAS PROVINCIAS

Un salto base, como los que se acostumbran a realizar desde lo más alto del Hotel Bali de Benidorm, siempre conlleva un poco de riesgo. Por muy experimentado que sea el saltador, cualquier cosa puede salir mal y la peripecia acabar en tragedia. En Estocolmo se puedieron vivir momentos dramáticos después de que un joven saltara desde un rascacielos de Kungsholmen de 24 pisos. El sistema de paracaídas falló y el saltador impacto directo contra el suelo.

Un grupo de amigos grababa desde la calle el momento en el que el joven saltaba desde la azotea del alto edificio, cerca de los 75 metros, pero pronto se pudo ver que algo no funcionaba correctamente. El paracaídas no se accionó como se esperaba y el saltador, del que no se ha desvelado su identidad, se golpeó directamente contra el suelo. Como si de un milagro se tratase la vida del joven no corre peligro pese a las heridas graves que se provocó tras el golpe.

Fotos

Vídeos