Sacrifican a un gato después de que explotaran un petardo en su boca

Sacrifican a un gato después de que explotaran un petardo en su boca

Una asociación animalista pide la prohibición y venta de material pirotécnico en la localidad donde ocurrió el suceso

EFE

La asociación de defensa de los animales RECAL de Almendralejo ha denunciado que un gato ha tenido que ser sacrificado después de que varias personas hicieran explotar un petardo en su boca en la noche del pasado día 31 de diciembre. Tras el suceso, el colectivo ha solicitado la "prohibición total" del lanzamiento y venta de petardos en dicha localidad pacense.

En una nota de prensa, RECAL relata a que recibieron un aviso de que alguien había puesto un petardo en la boca del animal en la calle Federico García Lorca, diez minutos antes de dar las campanadas de Nochevieja.

Las personas que presenciaron el suceso, asegura RECAL, oyeron la explosión y vieron a tres personas salir corriendo del lugar de los hechos y al animal salir despavorido, siendo golpeado por un coche en la cabeza.

Tras el examen veterinario, se pudo certificar la explosión de un petardo en el interior de la boca, "ya que toda la cavidad estaba destrozada por quemaduras", por lo que tuvo que ser eutanasiado para evitarle sufrimientos.

Para RECAL "es increíble que pueden darse estos sucesos", que describen como "acto de crueldad totalmente intolerable" y por ello piden medidas contra la venta y uso de petardos, al tiempo que piden concienciación y sensibilización social.

Fotos

Vídeos