La restricción del tráfico en Madrid redujo la contaminación un 26%

La restricción del tráfico en Madrid redujo la contaminación un 26%

La medida levantó polémica entre los conductores y comerciantes de la Gran Vía madrileña

EUROPA PRESSMADRID

La contaminación atmosféricas en el entorno de la Gran Vía madrileña descendió un 26% durante las restricciones al tráfico de Navidad, en comparación con las mediciones registradas en las mismas fechas de los últimos tres años, según un estudio avanzado este martes por Ecologistas en Acción.

Los portavoces de la ONG Juan Bárcena y Juan García Vicente han adelantado este estudio en una rueda de prensa ofrecida esta mañana para informar sobre la contaminación atmosférica en la capital en 2017. Consideran beneficiosa la medida tomada por el Ayuntamiento en la Gran Vía entre el 1 de diciembre y el 7 de enero, que ha supuesto una reducción de dos carriles para el tráfico, y que ha ganado el peatón, y una serie de restricciones de paso a determinados vehículos por esa calle.

Así, además de la reducción de entre el 14 y el 40% del tráfico, dependiendo del día, la medida ha supuesto una descenso de los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) en la cercana estación del Carmen.

Los ecologistas han analizado los registros de enero y noviembre del año pasado y los han comparado con los de diciembre y han comprobado una reducción del 20,6% en comparación con el valor medio de dicha estación entre 2010 y 2015. Y si la comparación se hace con los tres últimos años, la diferencia sube hasta el 25,9% de reducción. El dato de diciembre de 2017 de la estación de medición de plaza del Carmen es el registro más bajo desde que se recuentan datos y podíamos decir que es el más bajo de la Historia", han manifestado.

Por eso, los portavoces ecologistas insisten en que cuando se aplican medidas de forma consistente "eso se nota en la calidad del aire". Además, han destacado que la contaminación no aumentó en otras estaciones, sino que hubo reducciones de polución, aunque no tan significativas como la del Carmen, en el resto de estaciones. "La contaminación no se fue a otra parte", han apostillado.

Del mismo modo, los días de Navidad que hubo restricciones al tráfico en Gran Vía hubo menos contaminación y viceversa. Asimismo, este año hubo menos picos de contaminación, reduciéndose en un 80% las superaciones de los 100 microgramos por metro cúbico en NO2.

"Cuando bajas más el tráfico bajas más la contaminación. Es un poco de Barrio Sésamo, pero cuando se aplica funciona y nos dice la dirección al actuar. El mejor protocolo son las restricciones de tráfico permanentes", han concluido.

Fotos

Vídeos