«Puigdemont ha caído en el culto a la personalidad»

Cita a Sartre. «Crea una nación y provocarás una guerra». / i. Baucells
Cita a Sartre. «Crea una nación y provocarás una guerra». / i. Baucells

«¿Que los votantes más ricos apoyan a la CUP? No me lo puedo creer... Yo asocio el separatismo radical al mundo rural o mal informado», asegura el ginecólogo Santiago Dexeus

ISABEL URRUTIA CABRERA

Santiago Dexeus (Barcelona, 1935) nació en un hogar de la burguesía catalana, liderado por un padre muy católico y eminente ginecólogo. Él siguió sus pasos, con mucha vocación y las ideas claras. Hasta que empezó a trabajar en La Maternidad Provincial, «donde muchas madres solteras se veían obligadas a dar en adopción a sus hijos; las monjas les hacían firmar un papel y se los llevaban». Desde entonces, no hay cosa que le amargue más la vida que la injusticia social. Es uno de los médicos más reputados y mejor informados de España. A principios de los 80 se presentó a senador por Barcelona en las listas del CDS, con Adolfo Suárez, y ahora se ha dado de baja del Barça. ¿Por qué será?

- Todavía le queda un par de días de vacaciones.

- Sí, aquí estoy disfrutando del Bajo Ampurdán, con la sierra en el horizonte y los olivos en el jardín. En la mejor de las compañías, con mi mujer Lola y mi perrita. Pero, ¿sabe?, no he podido librarme de cierta sensación de angustia...

- Por el 'procés', me imagino.

- No, no... Por cosas más serias. El 40% de los españoles no puede permitirse una semana de vacaciones fuera de su lugar de residencia. Soy un privilegiado, un privilegiado... Lo sigo siendo y nunca quise serlo. Siempre soñé con llegar a ser uno más del montón.

- Por cierto, dicen que los privilegiados votan a la CUP.

- ¿Quéeeee? Ja, ja, ja.

- En serio, en serio.

- Perdón, pero no le entiendo...

- Según el Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat, los votantes más ricos, con una media de 2.190 euros de ingresos familiares netos, votan a la CUP.

- No me lo puedo creer. Yo asocio el separatismo radical al mundo rural o a sectores mal informados.

- ¿La matraca del independentismo afecta a la convivencia?

- En los círculos en los que me muevo, puedo decirle que no. Hay diferencias de opinión pero sin obsesiones. Se ve el separatismo como un suicidio social.

- Fuera de sus círculos sí puede haber crispación.

- Me imagino, pero siempre que oigo burradas digo lo mismo... Y no son palabras mías sino de Sartre: 'Crea una nación y provocarás una guerra'. Yo no soy independentista. La nación es España y todos estamos en España.

- ¿Qué político 'salvaría' en el panorama catalán?

- Permítame que le dé la vuelta. ¿Cuál no salvaría?

- Adelante.

- ¡Puigdemont! Es inconcebible que siga adelante con un referéndum ilegal. Pero, nada, está decidido. Y a las pruebas me remito.

- ¿Cuáles?

- Perfumería y derivados. Ja, ja, ja.

- Ah, ya, ¿se refiere a los gastos en imagen?

- ¡Claro! Vivimos tiempos muy frívolos. La tontería pierde a los políticos. Puigdemont se preocupa demasiado en ponerse gomina y en hacerse la raya del pelo. Ha caído en el culto a la imagen y, todavía peor, en el culto a la personalidad. Debería estar más pendiente de su trabajo, de lo que es mejor para su pueblo. Es un hombre que puede acarrear muchos problemas.

- Queda el Barça como consuelo.

- ¡Ni eso! Ya no soy socio. El Barça me importa un bledo. Solo tiene ojos para el dinero y olvida el fútbol.

Fotos

Vídeos