Cómo preparar la maleta perfecta para Semana Santa

Según las previsiones meteorológicas, el comienzo de la semana estará pasado por agua./LP
Según las previsiones meteorológicas, el comienzo de la semana estará pasado por agua. / LP

¿Cuántas veces te has sentado sobre la maleta para poder cerrarla? Te damos algunos consejos para que te resulte más fácil

CLARA ALFONSOValencia

Llega la Semana Santa y, con ella, la ardua tarea de tener que hacer la maleta (y poder cerrarla). Según las previsiones meteorológicas, el comienzo de la semana estará pasado por agua, aunque las temperaturas subirán a partir del miércoles y las nubes desaparecerán.

Para evitar llenar la maleta de "por si acaso", te recomendamos varios pasos a seguir que, aunque los conozcamos, no solemos tener en cuenta y que, de aplicarlos, nos ahorraríamos más de un problema.

1. Planea tu viaje

Antes de meter la ropa dentro de la maleta, es necesario saber cuál va a ser el destino. Es necesario saber qué tipo de viaje queremos hacer: investigar las ciudades o pueblos que visitaremos y el clima que se espera. Así, sabremos qué equipaje debemos llevar.

Es necesario saber qué tipo de viaje queremos hacer.
Es necesario saber qué tipo de viaje queremos hacer. / LP

Dependiendo del destino que se elija, de los transportes que vayamos a utilizar y de la temperatura que nos encontraremos, nos interesará más una cosa u otra. De todos modos, hay que tener en cuenta que la ropa para climas cálidos ocupa menos espacio que la de invierno.

2. Haz una lista.

Ya sabes dónde vas a ir y por cuánto tiempo. Ahora es importante que pienses con tiempo qué cosas necesitas, sin necesidad de llevar mucho de más. Lo más seguro es que con los días se te vayan ocurriendo nuevas ideas de qué artículos llevar.

Es importante que pienses con tiempo qué cosas necesitas llevarte
Es importante que pienses con tiempo qué cosas necesitas llevarte / LP

Empieza con lo más básico como la ropa interior, el pijama, los productos de aseo personal, cargador de móvil (u otros elementos electrónicos) o las medicinas y ve añadiendo todo aquello que se te vaya ocurriendo.

3. Crea conjuntos de ropa

Una vez tienes la lista hecha, llega el momento de reducirla en algunos aspectos. Tendemos a coger cosas que después no usamos.

No es momento de experimentar ni de poner la ropa que siempre tienes escondida al final del cajón. Llévate lo que te pones normalmente, no lo que te gustaría ponerte, porque lo más seguro es que se quede ahí.

Llévate lo que te pones normalmente.
Llévate lo que te pones normalmente. / LP

Recuerda que lo más importante es la comodidad. Un buen truco para hacer el equipaje es hacer conjuntos de ropa, intentar combinar unas prendas con otras y dejar en casa aquellas que se quedan sueltas. Acabarás el viaje sin tocarlas.

4. Monta las piezas del puzzle

Ahora viene lo complicado: colocar todo lo que has elegido dentro de la maleta.

Lo recomedable es poner siempre las prendas que tienen más peso abajo: vaqueros, neceser, zapatos. No olvides meter el calzado en bolsas individuales para exprimir el espacio al máximo y que no manche lo demás. Para que todo quepa bien y evitar que la ropa se arrugue, enrolla las prendas en forma de tubo. Aquellas muy finas o de seda, es mejor que las dejes lo más arriba posible o tendrás que plancharlas nada más llegues a tu destino.

Puedes utilizar bolsas de tela que sirvan de compartimentos. Es decir, si necesitas camisetas podrás sacar este compartimento sabiendo que ahí estará lo que precisas y no tendrás que organizar cada vez toda la maleta.

Para que todo quepa bien y evitar que la ropa se arrugue, enrolla las prendas en forma de tubo.
Para que todo quepa bien y evitar que la ropa se arrugue, enrolla las prendas en forma de tubo. / LP

En el caso de que tu equipaje sea una mochila, coloca los artículos con más peso en el centro y distribuye bien el resto de modo que no queden huecos libres y la forma se adapte perfectamente a tu espalda.

Si vas a hacer una escapada en modo mochilero, es mejor que dejes el pijama y el neceser en la parte superior de la mochila y así evitarás tener que desmontarlo todo cada vez.

5. Separa bien los líquidos

Si no quieres arriesgarte a llevar la ropa empapada de jabón, será mejor proteger todos los líquidos que vayas a llevar.

En el caso de que vayas a facturar tu equipaje, recuerda cerrarlos bien y llevarlos en bolsas de plástico para que no se salgan. Debes asegurarte de cumplir con los requisitos de la compañía con la que viajas.

6. Si vas a facturar tu equipaje

Imprescindible: pesa todo tu equipaje y asegúrate de que cumples con los requisitos de la compañía aérea. Por lo contrario, tendrás que pagar un recargo y no te saldrá nada barato.

Es recomendable llevar un bolso pequeño con la documentación y los objetos de valor.
Es recomendable llevar un bolso pequeño con la documentación y los objetos de valor. / LP

Además, debes ser cuidadoso y no dejar en la maleta facturada documentación importante o objetos de valor. En caso de pérdida o retraso, te puedes llevar un buen disgusto. Es recomendable llevar un bolso pequeño con este tipo de artículos y así evitar cualquier incidencia de última hora.

Fotos

Vídeos