El papa responde a un niño que le preguntó si su padre ateo está en el cielo

El pontífice le pidió permiso para revelar su inquietud y explicó que quien dice quién va al cielo es Dios y que seguramente estaba orgulloso de su padre

ATLAS

El papa Francisco ha tenido que responder a una pregunta cuanto menos singular que sólo podía hacérsela un niño. Con un emotivo abrazo, el pontífice ha tenido que consolar a Emmanuel, de 10 años, que no se atrevía a preguntarle si su padre, ateo, que murió hace poco, está ahora en el cielo. Después de hacerle la pregunta al oído, Francisco le pidió permiso para revelar su inquietud y explicó que quien dice quién va al cielo es Dios y que seguramente estaba orgulloso de su padre.

Fotos

Vídeos