El 'Palacio celestial' se viene abajo

Recreación de la 'Tiangong-1'. Abajo, órbita de la estación china: puede caer en las franjas marcadas en verde y amarillo (estas últimas con mayor probabilidad).  
/  CMSA/AEROSPACE
Recreación de la 'Tiangong-1'. Abajo, órbita de la estación china: puede caer en las franjas marcadas en verde y amarillo (estas últimas con mayor probabilidad). / CMSA/AEROSPACE

Una estación espacial china caerá dentro de dos semanas. El impacto de los restos puede producirse en cualquier lugar desde el Norte de España hasta Tasmania

L. A. GÁMEZ

Ocurrirá entre el 30 de marzo y el 6 de abril, y entre los 42,8º Norte y los 42,8º Sur. Es decir, en una amplia franja que abarca todo el globo terrestre desde la latitud de la costa cantábrica hasta la del extremo meridional de Tasmania (Australia). De momento, la Agencia Espacial Europea (ESA) no puede precisar dónde caerán los restos de la estación espacial china 'Tiangong-1' tras una misión de más de seis años, cuatro más que los previstos.

La 'Tiangong-1' ('Palacio celestial-1') despegó en un cohete Larga Marcha 2F el 30 de septiembre de 2011 desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan, en Mongolia Interior. Orbitaba nuestro planeta a entre 330 y 390 kilómetros, cayendo poco a poco por la gravedad y usando sus motores para recuperar altura. Es algo que hace periódicamente la Estación Espacial Internacional mediante los propulsores de alguna nave acoplada a ella. En 2016, China reconoció que había perdido el control de la 'Tiangong-1' y no iba a poder dirigir su reentrada.

La caída de los restos de 'Tiangong-1' ocurrirá entre el 30 de marzo y el 6 de abril Los expertos dicen que la nave se desintegrará y que la posibilidad de impacto es mínima

De forma cilíndrica, 10 metros de longitud y 8,5 toneladas, la estación se ha utilizado tanto en misiones automáticas como tripuladas. Dada su órbita, es más probable que entre en la atmósfera sobre la mitad norte de España -o a esas latitudes en cualquier otro lugar- a que lo haga sobre Andalucía o a una latitud equivalente. En cualquier caso, los expertos dicen que la mayor parte de la nave se desintegrará y el riesgo de sufrir el impacto de restos que puedan sobrevivir es mínimo. «La probabilidad de ser golpeado por un fragmento de la 'Tiangong-1'es 10 millones de veces más pequeña que la anual de recibir el impacto de un rayo», explican desde la ESA, agencia encargada de coordinar la información sobre el regreso de la estación china. A día de hoy, no se conoce ningún caso de herido por la caída de basura espacial.

A mediados de enero, la 'Tiangong-1' estaba a solo 280 kilómetros de altura. Según la Administración Espacial Nacional China (CMSA), el viernes volaba a unos 237,8 kilómetros y ayer, a 229,3. La ESA asegura que hasta un día antes de la caída no podrá aventurarse en qué lugar del mundo impactarán los restos.

A pesar de que pueda parecer muy grande, la masa del complejo chino es similar a la de los dos satélites artificiales que, de media, caen cada mes de forma descontrolada. La 'Tiangong-1' está muy lejos del 'Skylab' de la NASA, con sus 74 toneladas y que regresó sin control el 11 de julio de 1979. El ingenio más pesado que ha vuelto a la Tierra es la estación soviética 'Mir', de 120 toneladas y que el 23 de marzo de 2001 se precipitó en el océano Pacífico de forma controlada.

Fotos

Vídeos