Dos youtubers se cuelan en la T2 de Valencia para dar un paseo en balsa

Los jóvenes exploran los túneles de la línea de metro abandonada de la ciudad

LAURA I. SÁNCHEZValencia

Desde que se paralizaron las obras de la línea de metro que conectaría el centro con la Ciudad de las Artes y las Ciencias, algunos intrépidos exploradores se han colado por alguna de las bocas abiertas para descubrir qué hay en las profundidades de la capital valenciana. Es el caso de dos youtubers que el pasado jueves se sumergieron a través de las aguas residuales de la ciudad con una lancha para captar imágenes del subsuelo de Valencia. El vídeo, que ya ha superado las 100.000 visitas, muestra las consecuencias del abandono de la línea de metro tras 6 años desde la paralización de las obras.

Tras equiparse con un traje y una botas, estos youtubers compraron una balsa para navegar por la parte inundada de la vía. Dos noches sin dormir dieron para un paseo por el interior de la T2 en el que se tuvieron que enfrentar a dificultades como atravesar tramos con un metro de agua. “Hay cableado eléctrico, podría tener corriente el agua”, advierte el explorador al observar que había trozos de cables de electricidad sobre el agua.

“Queríamos ir hasta el fondo pero no va a ser posible. Vamos a mirar lo de la balsa, o algo”, sugiere el youtuber “Marcvilas” al ver que la profundidad del agua que cubría la vía. Tras hinchar la balsa, los exploradores recorren aquellos tramos de la línea menos accesibles mientras dejan toda la experiencia grabada.

Sin embargo, los trajes impermeables y la lancha no les permitieron acceder a todo el conducto, por lo que en el vídeo dejaban caer que repetirían la experiencia con una barca más potente. “Yo vendría con una balsa el doble de grande con un motor y así nos recorremos toda la línea”, explica el creador del vídeo al ver que la corriente de agua le llegaba a la cadera.

Extracto del vídeo del youtuber Marcvilas.
Extracto del vídeo del youtuber Marcvilas.

Un viaje por lo más recóndito de la ciudad

El Urban Exploration es un turismo de riesgo solo apto para los más atrevidos. Se trata de descubrir la estética de las ruinas y lugares abandonados, normalmente industriales. Los exploradores se infiltran por las noches o en horas poco transitadas en edificios deshabitados o, como el caso de estos youtubers, en el subsuelo, para sacar fotos.

Los exploradores, además de tener que estar preparados para las adversidades que les puede deparar lo desconocido, han de ser muy sigilosos, pues el Urban Exploration supone allanar un lugar, por lo que es ilegal en la mayoría de países. Así se ve en el vídeo cuando los protagonistas recorren los tramos descubiertos del túnel y ven gente transitando por la superficie.

Extracto del vídeo del youtuber Marcvilas.
Extracto del vídeo del youtuber Marcvilas.

Esta práctica generalizada en algunos países europeos como Alemania o Países Bajos, todavía está despegando en nuestro país. Ahí, comunidades de exploradores crean blogs en los que exponen visualmente sus descubrimientos a la sociedad manteniendo el anonimato y restringiendo una parte importante de los datos del lugar. Es muy importante para estos aventureros no dar detalles de la localización de sus descubrimientos porque de convertirse en lugares turísticos perderían la esencia que los hace tan atractivos.

Una nueva puesta en marcha de las obras de la T2

La Generalitat Valenciana anunció el pasado mes de junio que retomaría la construcción del tramo de línea que conduce desde la Ciudad de las Artes y las Ciencias a la Estación del Norte. Esta conexión, paralizada desde 2011, permitiría un aumento del turismo en la zona nueva de Valencia, a la que actualmente solo es posible acceder mediante autobús.

La consellera de Obras Públicas, María José Salvador, detalló que se necesitan un total de 172 millones de euros para la finalización del proyecto. Gracias a la aportación de 20 millones de la Unión Europea, la Generalitat dispone en estos momentos de 50 millones de euros para la reactivación de las obras. Se espera que en 2023 se concluyan los trabajos de construcción y la línea se ponga en funcionamiento.

Las consecuencias del abandono

Estos youtubers no han sido los primeros en inmiscuirse en las profundidades de la T2 de Valencia. Desde la paralización de las obras, numerosos jóvenes han pasado a través de las bocas abiertas tanto a explorar el subsuelo de la ciudad como para celebrar fiestas. Así, a principios de 2017, se hizo un botellón en casi la totalidad de la parte pisable de la vía.

Según se muestra en el vídeo, las consecuencias del botellón son evidentes. Gran parte de los túneles por los que discurren los youtubers estaban llenos de basura con latas, botellas e incluso cajas de madera.

El acceso precintado a una de las estaciones de la línea T2 de Metrovalencia.
El acceso precintado a una de las estaciones de la línea T2 de Metrovalencia. / Irene Marsilla

Fotos

Vídeos