La gigantesca 'chuleta' con la que un estudiante se la jugó a su profesor arrasa en Internet

La gigantesca 'chuleta' con la que un estudiante se la jugó a su profesor arrasa en Internet
MUNDO VIRAL

La historia del alumno, que aprovechó un descuido de su maestro, se ha convertido en viral después de que este último la contara en las redes sociales

LAS PROVINCIAS

La 'gran jugada' de este alumno a su profesor está dando la vuelta al mundo. Hasta hace pocos días Elijah Bowen era un simple estudiante del Anne Arundel Community College ubicado en Maryland, Estados Unidos, pero hoy su historia la conoce medio mundo. Tal y como recoge 'Ideal', este joven aprovechó un descuido de su maestro Reb Beatty para copiar en un examen, y fue el propio profesor el que compartió lo sucedido a través de sus redes sociales, donde empezó a correr como la pólvora.

Según ha explicado el docente a través de su cuenta de Twitter, permite a sus alumnos asistir a sus exámenes con una pequeña tarjeta de apoyo. Es algo así como una "chuleta", pero permitida. En este caso, Beatty informó a sus alumnos sobre las medidas máximas permitidas para dicha "chuleta" antes de la prueba, especificando que la hoja de apoyo debía ser de 3x5. Pero no cayó en que se le había olvidado especificar un detalle esencial: concretar la unidad de longitud de la que hablaba.

«Primer examen del semestre y, como siempre, permito una tarjeta de notas de 3x5. Hoy un estudiante apareció con esto. Sí, es de 3x5... pies. Preciso como soy, parece que nunca especifiqué que hablaba de 3x5 pulgadas, así que tuve que admitirla».

Aprovechando el descuido de su profesor, el alumno trajo al examen una "hoja de apoyo" de 3x5 pies, cerca de 90x150 centímetros, y no una "chuleta" de 8x13 centímetros como se esperaba. Una hoja enorme, en la que caben muchos apuntes, una gran ventaja a la hora de hacer el examen.

«Bien jugado y lección aprendida, Elijah Bowen», reconocía Reb Beatty a través de las redes. En los comentarios se pueden ver las reacciones de otros compañeros, algunos ya en cursos superiores, que se lamentaban de no haber tenido la misma idea el curso anterior. Hasta el propio protagonista de la historia se ha animado a bromear en un comentario: "Si suspendo puedes quedarte mi monopatín".

Fotos

Vídeos