Las Provincias

Fabrica un robot para pasar más tiempo con sus hijos tras el divorcio

vídeo

El robot ideado por Matt Walker. / YouTube

  • «Decidí darle una oportunidad al invento. Me da acceso instantáneo a los niños», explica el progenitor

Matt Walker es un padre divorciado que quiere pasar más tiempo con sus hijos, de 7 y 9 años de edad, sin tener que depender de los planes del divorcio. Así que, para solucionar el problema, creó el RambleBot, un robot de 'telepresencia' que permite que estén en contacto.

"Hace mucho tiempo, me divorcié y el acceso a los niños era difícil porque el divorcio es horrible. Así que un amigo mío me sugirió un robot de telepresencia llamado Botiful. Decidí darle una oportunidad para pasar más tiempo con los niños”, explica Walker a Mashable en una entrevista. "Fue muy bueno pero desapareció, el proyecto murió. Yo pensé, 'Oh, Dios mío, voy a perder el contacto con mis hijos, esto es horrible, no quiero hacer esto' Pero no había nada disponible”.

Así fue como este padre decidió construir su propio robot. Así, con RambleBot, Walker puede ver a sus hijos más allá de las vacaciones escolares. “Me da acceso instantáneo a los niños y yo puedo pasar tiempo con ellos”, sigue explicando. No sólo pasan tiempo juntos en casa, sino que, gracias al robot diseñado, puede acceder a las fiestas de cumpleaños o a la escuela, manteniendo el contacto diario.

La diferencia principal con las videollamadas convencionales es que un niño, al ponerse frente a la pantalla, no tiene mucho que decir. O no quiere decir nada. Skype, por ejemplo, exige su atención y mantener una conversación delante del ordenador o del dispositivo que se utilice pero con este robot pueden estar jugando a la vez que su padre comparte el tiempo con ellos, teniendo una convessación “más natural”.

El robot en sí no es atractivo, parece más un robot destinado a misiones espaciales que para poder ser usado por niños. Pero es funcional, explica su creador, que asegura que su diseño piensa más en la facilidad que en el estilo. El robot cuenta con un brazo para agarrar objetos y permite incorporar un teléfono Android en la parte superior, conectado por Bluetooth. Cuenta con una batería que tiene una autonomía de dos días en 'standby' y de un día entero si se está utilizando el robot.

Así, con RambleBot es como Matt Walker ha puesto fin a la distancia entre él y sus hijos. El robot ha atraído la atención de hospitales y otras familias con niños, y puede comprarse a través de su propia página web. Tiene un precio de 199 dólares y el creador indica a los compradores cómo instalarlo y dejarlo listo para su utilización.