La 'milagrosa' terapia china con ventosas

El 'cupping' es la técnica a la que recurren muchos atletas./AFP
El 'cupping' es la técnica a la que recurren muchos atletas. / AFP

Esta tradicional técnica oriental elimina el dolor sin producir ningún tipo de efecto secundario

LAS PROVINCIASValencia

Se conocen como 'Cupping' o Ventosas y cada vez se están volviendo más populares porque se han aplicado en grandes atletas como Michael Phelps. Esta terapia es una técnica milenaria que proviene de la medicina tradicional china, y que básicamente consiste en que las ventosas se adhieren a la piel en puntos específicos por el vacío que se crea dentro de ellas.

El método antiguo aún se utiliza y se basa en encender un trozo de algodón húmedo de alcohol, que se introduce dentro de la ventosa de vidrio con unas pinzas para crear un vacío en la misma por la combustión del oxígeno, y que así 'succione' la piel al colocarla encima. La versión más actual de esta terapia se realiza con ventosas de plástico que tienen una válvula unidireccional por arriba para introducir una bomba de aspiración que permite extraer el aire de dentro de la ventosa una vez esta se encuentra sobre la piel, generando así el vacío que hace el efecto de succión.

Las ventosas se dejan unos 10 minutos sobre la piel.
Las ventosas se dejan unos 10 minutos sobre la piel. / LP

Tras colocarla sobre la piel, se deja unos 10 minutos hasta que la piel se vuelva violeta por la hiperemia. Además. la técnica se puede aplicar de diferentes formas como dejar las ventosas fijas, moverlas una vez aplicadas o ir girándolas. Es un tratamiento alternativo para aliviar el dolor que no genera ningún tipo de efecto secundario y su precio suele rondar los 50€-100€ por sesión, siendo necesario un mínimo de tres sesiones.

El 'cupping' podría reducir el dolor asociado a tratamientos de cáncer, espalda, enfermedades respiratorias, ejorar el reumatismo, relajar los músculos e incluso reducir la aparición de migraña. También se piensa que ayuda con la fatiga, calambres musculares y tejido cicatrizal y que puede curar problemas cutáneos reduciendo herpes, celulitis o acné.

También fortalece el sistema inmunológico y es empleada para técnicas de relajación ya que puede actuar como tranquilizante del sistema nervioso central y actuar contra la ansiedad, el estrés o la depresión. Este tratamiento se considera seguro, pero se recomienda tener especial cuidado en caso de sangrar fácilmente, embarazo o úlceras en la piel.

Fotos

Vídeos