La lluvia de calabazas que le cayó al meteorólogo que pidió a su novia matrimonio en directo

En medio de una conexión para hbalar sobre el eclipse el reportero se dirigió directamente a su pareja

LAS PROVINCIASValencia

El eclipse solar nos dejó escenas para el recuerdo. Pero no solo aquellas de la superposición de la luna y el sol, sino incluso una pedida de matrimionio en pleno directo.

Es la historia del meteorólogo José Bianco, que cubrió para la cadena de noticias TN el fenómeno desde Estados Unidos. En medio de la conexión, el reportero le pidió a su novia, la modelo Laura Blanco, que se casara con él. «Le quiero decir a mi novia que cuando quiera nos casamos», dijo Bianco, mientras la cámara le enfocaba en un primer plano de lo que se preveía como una emisión solo informativa.

Con todo el rostro colorado y los ojos a punto de llorar, el meteorólogo quiso demostrar su amor en público, sin embargo, para la decepción del público, la novia solo compartió una foto en Instagram de los dos juntos, sin mencionar nada acerca de la pedida.

El meteorólogo está en Estados Unidos de enviado especial para cubrir la información relacionada con el huracán Irma, el antes, durante y después del devastador ciclón. Y, precisamente, una vez pasado el peligro, los presentadores del programa de TN le tendieron una encerrona en directo para que su novia le contestara vía telefónica.

La respuesta de Laura no dejó impasible a nadie. Los periodistas se esperaban unas románticas palabras respondiendo a la pedida, pero no fue así. «Se armó todo un revuelo de esta supuesta propuesta y yo no lo sentí como una propuesta. Él dijo algo muy lindo, pero que no fue una propuesta», expuso.

La modelo explicó que, pese a que lo tomó como un detalle tierno, no interpretó las palabras del meteorólogo como una pedida de mano. «Haz las cosas bien Bianco, fue una propuesta de porquería», bromeó Laura. Ante el momento «tierra, trágame», el reportero sorprendió diciendo que la pareja había pactado la respuesta cuandp les preguntaran, pero su novia había tirado por otro lado. Por el momento, habrá que esperar para saber si estos dos jóvenes se dicen un auténtico «sí, quiero».

Fotos

Vídeos