Estas son las 10 mejores dietas del año

La presencia de fruta y verdura es uno de los aspectos más importantes de esta dieta./Wikimedia Source
La presencia de fruta y verdura es uno de los aspectos más importantes de esta dieta. / Wikimedia Source

La revista U.S News destaca la dieta mediterránea como una de las más saludables

NEREA GILValencia

Uno de los propósitos más comunes a lo largo del año es cumplir una dieta de manera continua, pero la realidad es que la mayoría son difíciles de cumplir o que, directamente, no funcionan. Además, es importante que antes de comenzar se haya consultado con un experto ya que algunas de ellas pueden llegar a ser perjudiciales para la salud.

Ante esto, la revista estadounidense U.S. News, que trata temas de política, economía, salud y educación, publica, anualmente, un informe de los 40 mejores planes elaborado por nutricionistas y dietistas. Para que una dieta pueda obtener la máxima calificación debe ser relativamente fácil de seguir, con elementos nutritivos, segura, efectiva para perder peso y que logre proteger contra la diabetes y las enfermedades cardíacas.

Este año, entre las listas publicadas por U.S. News cabe destacar la más universal denominada "las mejores dietas en general", donde se enumeran 10 dietas recomendables para seguir:

1. Mediterranean Diet (dieta mediterránea)

La fruta es uno de los alimentos que más destaca en la dieta mediterránea.
La fruta es uno de los alimentos que más destaca en la dieta mediterránea. / Wikimedia Source

La más popular entre los países del Mediterráneo, incluyendo España, sus valores y sus productos son fomentados por La Fundación Dieta Mediterránea, creada en 1996 por la Asociación para el Desarrollo de la Dieta Mediterránea. Según esta fundación, el aceite de oliva debe ser la principal grasa de adición y una o dos raciones por comida han de estar formadas por pan, pasta o arroz, si puede ser, integrales.

Por otro lado, es importante la presencia de verduras en el momento de la comida y de la cena, alrededor de dos raciones, una de ellas cruda, en cada porción. Alimentarse de legumbres y de frescos, siendo más relevante el pescado que la carne roja, es otro de los aspectos presentes en esta dieta. Por último, el consumo de lácteos, sobre todo el yogur y el queso, debe ser diario ya que son ideales para proporcionar las proteínas necesarias.

2. DASH diet (dieta DASH)

La presencia de fruta y verdura es uno de los aspectos más importantes de esta dieta.
La presencia de fruta y verdura es uno de los aspectos más importantes de esta dieta. / Wikimedia Source

Esta dieta, situada también en el primer puesto por U.S. News, está dirigida para aquellas personas que desean o deben disminuir la hipertensión. El seguimiento de esta dieta, situada ocho años seguidos en la cima de la lista, puede ayudar a reducir la tensión arterial elevada o el colesterol.

El objetivo principal es conseguir disminuir la cantidad de sodio a, como máximo, 2.300 miligramos al día. Para lograrlo, es importante cumplir con dos aspectos: en primer lugar, alimentarse de fruta, verdura, lácteos, legumbres, pescados y carnes magras y, por otro lado, moderar el consumo de sal, carne roja, dulces, azúcar y alcohol.

3. The Flexitarian Diet (dieta flexetariana)

El tofu y el huevo son algunos de los alimentos que se incluyen en la dieta flexetariana.
El tofu y el huevo son algunos de los alimentos que se incluyen en la dieta flexetariana. / CC0 Creative Commons

Elaborada por el nutricionista Dawn Jackson Blatner, esta dieta es ideal para los (casi) vegetarianos y consiste, principalmente, en sustituir, poco a poco, las proteínas animales por lentejas, tofu, alubias, nueces y huevo. Lo curioso de esta dieta es que está permitido consumir carne de manera ocasional y, por ello, está destinada a aquellas personas que están intentando pasar a una dieta vegetariana pero que no desean renunciar a la carne completamente. Esta dieta, además, es la segunda más fácil de seguir según la lista de U.S News.

4. Weight Watchers Diet (dieta de los puntos)

Las manzanas, las fresas o las naranjas son algunos de los principales alimentos de la dieta de los puntos.
Las manzanas, las fresas o las naranjas son algunos de los principales alimentos de la dieta de los puntos. / CC0 Creative Commons

Esta dieta consiste, básicamente, en puntuar los distintos alimentos dependiendo de sus nutrientes y del tiempo que el cuerpo tarda en metabolizarlo. La cantidad total de puntos que se puede consumir varía en función del sexo, edad, y peso de cada persona. Para poder realizar una aproximación, cabe destacar que alrededor de 1.400 calorías equivalen a 17 puntos y en el caso de las verduras y algunas frutas como las manzanas, las fresas o las naranjas, 0 puntos. El aspecto más relevante de esta dieta es su flexibilidad por lo que su seguimiento es más fácil.

5. MIND diet (dieta de la mente)

El consumo de alimentos como el pescado favorece el funcionamiento del cerebro.
El consumo de alimentos como el pescado favorece el funcionamiento del cerebro. / CC0 Creative Commons

Tal y como se refleja en el nombre, esta dieta, considerada una mezcla entre la dieta Mediterránea y la dieta Dash, está enfocada en la ingesta de alimentos favorables para el cerebro con el objetivo de disminuir el riesgo de aparición de enfermedades neurológicas como el Alzhéimer. Por lo tanto, los alimentos que destacan en este caso son aquellos beneficiosos para el funcionamiento del cerebro: verduras de hojas verdes, judías, bayas, granos enteros, pescado, aves de corral, aceite de oliva y vino.

6. TLC Diet (dieta TLC)

Según esta dieta, es recomendable consumir 6 porciones al día de pan, cereales y arroz
Según esta dieta, es recomendable consumir 6 porciones al día de pan, cereales y arroz / CC0 Creative Commons

Se trata de una de las dietas beneficiosas para el corazón que, además, puede ayudar a reducir el colesterol y el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca. La clave de esta dieta es disminuir el consumo de grasa, sobre todo la grasa saturada, de manera drástica. Por ello, no están permitidos alimentos como la carne grasa, productos lácteos de leche entera o alimentos fritos ya que aumenta la probabilidad de sufrir un ataque cardíaco. Junto a una mayor obtención de fibra y, al menos, 30 minutos de ejercicios moderados la mayor parte de los días de la semana, esta dieta ya se habría cumplido.

7. Volumetrics Diet (dieta volumétrica)

El consumo de legumbres como las lentejas es importante a la hora de seguir esta dieta.
El consumo de legumbres como las lentejas es importante a la hora de seguir esta dieta. / CC0 Creative Commons

Creada por la profesora de nutrición de la Universidad Estatal de Pensilvania, Barbara Rolls, consiste en una dieta basada en alimentos de textura definida y gran densidad nutricional ya que requieren más tiempo de digestión y, por tanto, se logra una mayor saciedad.

Ideal para aquellas personas que suelen tener hambre, ansiedad o tienden a picar entre horas, esta dieta divide la comida en cuatro grupos según el grado de densidad: en el primer grupo (muy baja densidad), se encuentran las frutas y verduras sin almidón, la leche sin grasa y la sopa a base de caldo. El segundo grupo (baja densidad), incluye frutas y verduras con almidón, granos, cereales para el desayuno, carne baja en grasa, legumbres y platos mixtos bajos en grasa como el chile y los espaguetis. En cuanto al tercer grupo (densidad media), lo forman la carne, el queso, la pizza, las patatas fritas, pan, helado y pastel. Y, por último, las galletas saladas, los dulces de chocolate, las nueces, la mantequilla y el aceite conforman el cuarto grupo de alta densidad.

Debido a que no se trata de una dieta que prohíbe o limita de manera estricta grupos de alimentos completos, es considerada una dieta fácil de seguir.

8. Mayo Clinic Diet (dieta de mayo clinic)

Los lácteos con bajo contenido de grasa son uno de los alimentos recomendables para poder bajar de peso.
Los lácteos con bajo contenido de grasa son uno de los alimentos recomendables para poder bajar de peso. / CC0 Creative Commons

El objetivo principal de esta dieta, creada por un equipo de expertos en pérdida de peso, es ayudar a encontrar una manera saludable de alimentarse que se pueda mantener a largo plazo y, al mismo tiempo, conseguir bajar de peso. Para lograrlo, existe el libro 'Dieta de la Clínica Mayo', que se divide en dos partes: la primera, '¡Perderlo!', está enfocada en 15 hábitos, algunos para añadirlos a la cotidianidad y otros para eliminarlos. En esta parte no se cuentan las calorías y está permitido comer la cantidad que se desee de frutas y verduras. Después de dos semanas, se comienza con la segunda parte, '¡Vívelo!', donde se aprenden las calorías que se deben consumir para reducir o mantener el peso y los alimentos que poseen esas calorías. Similar a la anterior dieta, esta tampoco prohíbe totalmente un grupo de alimentos determinado y, por tanto, su seguimiento también es fácil.

9. Ornish Diet (dieta ornish)

Las verduras es uno de los alimentos que se permiten ingerir en esta dieta vegetariana.
Las verduras es uno de los alimentos que se permiten ingerir en esta dieta vegetariana. / CC0 Creative Commons

Dean Ornish, profesor clínico de medicina en la Universidad de California (San Francisco) y fundador del Instituto de Investigación de Medicina Preventiva, presenta, a través de su libro 'The Spectrum' ('El espectro'), una dieta vegetariana que ayuda a la pérdida de peso y a la prevención de enfermedades crónicas. Además, también se incluye un plan de nutrición, una gran variedad de ejercicios, la mejor manera de enfrentarse al estrés y apoyo emocional. Entre los alimentos permitidos se encuentran la fruta, la verdura, las legumbres, los cereales integrales y las proteínas. En cuanto al grado de facilidad de seguimiento, en el caso de tener el suficiente compromiso y seriedad a la hora de cumplirla, no es considerada difícil.

10. The Fertility Diet (dieta de la fertilidad)

Según esta dieta, es recomendable el consumo de antioxidantes procedentes de frutas y verduras.
Según esta dieta, es recomendable el consumo de antioxidantes procedentes de frutas y verduras. / CC0 Creative Commons

Según U.S News y el doctor Jesús Tresguerres, esta dieta puede ayudar al aumento de la fertilidad. En este caso, es recomendable ingerir los antioxidantes procedentes de las frutas y verduras, los vegetales como espinaca, espárragos y brócoli (altos en vitamina B) y alimentos ricos en vitamina C como fresas, tomates y cítricos. Siguiendo la lista de U.S News, esta dieta es de fácil seguimiento debido a la inexistencia de un gran número de restricciones.

Fotos

Vídeos