Unas medidas estándar por ley

La ley exige a todos los bancos, cajas de ahorro y entidades de crédito una serie de medidas estándar que garanticen la seguridad de sus empleados y clientes. Lo primero que demanda la ordenanza del Ministerio del Interior es que exista un departamento de seguridad específico, que se dedique a activar los medios precisos para evitar sustos en las oficinas.

Las sucursales también deben contar con equipos o medidas de captación y registro con capacidad para obtener imágenes de los autores de los delitos que permitan su posterior identificación, el principal recurso de la Policía para echarle el guante al atracador. Y dispositivos electrónicos para detectar el ataque a cualquier elemento de seguridad físico donde se custodie dinero en efectivo o valores. Los bancos también deben tener, por obligación, pulsadores u otros medios de accionamiento sencillo de las señales de alarma y, a su vez, estar conectados a una central de alarmas.

Hay otras medidas de tipo disuasorio, como los carteles u otros sistemas de información de análoga eficacia que anuncien las medidas de seguridad con referencia expresa al sistema de apertura automática retardada y al de capatación de imágenes.

Las cajas fuertes también han evolucionado mucho. Se exige que tengan los niveles de resistencia establecidos y que estén protegidas con dispositivos de bloqueo y apertura automática retardada. Si pesaran menos de dos toneladas, deberán ir ancladas de manera fija, en estructuras de hormigón armado, al suelo o al muro.

Las cámaras acorazadas, por último, deben contar con un dispositivo que permita el bloqueo de la puerta desde la hora de cierre del establecimiento hasta la primera hora del siguiente día hábil; que el sistema de apertura automático retardado esté activo durante la jornada laboral; detectores sísmicos, microfónicos u otros dispositivos que permitan apreciar cualquier acceso por butrón; detectores volumétricos, y mirillas con ojos de pez o un circuito cerrado de televisión en su interior. A partir de ahí, cada banco puede mejorar su seguridad como mejor le convenga.

Fotos

Vídeos