Los famosos eligen Portugal como destino

Celebrities por metro cuadrado. De izquierda a derecha y de arriba abajo, Michael Fassbender, Ricky Martin, Madonna, John Malkovich, Eric Cantona, Phil Collins, el Aga Khan y Monica Bellucci.
Celebrities por metro cuadrado. De izquierda a derecha y de arriba abajo, Michael Fassbender, Ricky Martin, Madonna, John Malkovich, Eric Cantona, Phil Collins, el Aga Khan y Monica Bellucci.

Cada vez más rostros conocidos se mudan a mansiones en el país luso, atraídos por la calidad de vida, 'visados de oro' y una fiscalidad laxa

GUILLERMO ELEJABEITIA

Madonna de juerga nocturna por el Barrio Alto, Monica Belucci llevando a sus dos hijas al Liceo Francés de la avenida Duarte Pacheco o Eric Cantona haciendo la compra en el mercado de Campo de Ourique... Cruzarse con un famoso en Portugal es cada vez más común. Un buen puñado de estrellas del cine, la música o el deporte han decidido fijar allí su residencia en los últimos meses. Las bondades del clima, sus interminables playas o el indudable encanto de Lisboa, Sintra o Cascais han influido en su decisión, pero también los 'visados de oro' con los que el país premia a los extranjeros de fuera de la Unión Europea que adquieran una vivienda de más de 500.000 euros.

Calderilla para el Aga Khan, líder religioso de 15 millones de musulmanes ismaelitas y uno de los más depurados ejemplos de galán entregado a la 'dolce vita', que ha elegido el país vecino para instalar su retiro dorado. En 2015 firmó un acuerdo con el Gobierno luso por el que quedará exento de impuestos a cambio de un jugoso paquete de inversiones en investigación. Un año después compró un fastuoso palacio de 12 millones de euros que perteneció al empresario del café Henrique Mendonça y estos días, cuando se cumplen sesenta años de su entronización, este príncipe sin tierra se prepara para 'reinar' desde Portugal.

Tendrá como vecina a otra monarca, en este caso del pop. Madonna lleva unos meses regalando al turismo portugués una impagable campaña de publicidad en sus redes sociales. Cabalgando en las playas de Comporta, recorriendo el monasterio de los Jerónimos, visitando el Oceanario con sus gemelas o junto a su hijo David sudando la camiseta en el estadio del Benfica... Las fotos que ha compartido en su perfil de Instagram, con casi 10 millones de seguidores y eco en medios de comunicación de todo el planeta, costarían una fortuna en el circuito de marketing 'influencer'. Ella, que lleva siéndolo desde mucho antes de que se acuñara el término, simplemente ha querido mostrar la que será su nueva vida.

Después de un par de meses de búsqueda en los que ha revolucionado el mercado de viviendas de lujo en el entorno de la capital lusa, la estrella ha pagado 7 millones de euros por la Quinta del Reloj, un histórico palacio del siglo XVIII ubicado en la Sierra de Sintra en el que se mezclan las referencias árabes, chinas, románticas o masónicas. Acogió la luna de miel de Carlos de Braganza y María Amelia de Orleans en 1886 y está rodeada por unos jardines protegidos por la Unesco que Madonna deberá preservar, pero necesita una profunda restauración para ser habitable. Los gremios trabajan a marchas forzadas porque la actriz y cantante ya ha matriculado a sus hijas en el Liceo Francés de Lisboa.

Pescadores de 'celebrities'

En el prestigioso colegio coincidirán con las hijas de otro mito erótico perenne como Monica Belucci. «Cuando se me acercan los portugueses en un restaurante o en un café, no me suelen pedir una fotografía, se limitan a decir que se sienten felices de tenerme aquí, entre ellos», dijo al llegar la actriz italiana, que ha decidido instalarse con su familia atraída por la tranquilidad y la «timidez» de los lusitanos. Hace unos meses compró un apartamento en el pintoresco barrio de Alfama, en el mismo edificio en el que vive desde hace unos años Christian Louboutin, el diseñador de zapatos más famoso del mundo. Ambos serán vecinos del actor Michael Fassbender, que ha adquirido un lujoso dúplex de 2 millones de euros en el que un día fue un humilde barrio de pescadores. Phil Collins o Ricky Martin siguen buscando una 'ganga' en el mercado inmobiliario de lujo, que no para de crecer desde 2013.

Seguro que todos ellos se dejan caer algún día por el restaurante que John Malkovich tiene en el mismo barrio. El protagonista de 'El cielo protector' lleva visitando regularmente el país desde la década de los noventa y defiende que es el escenario ideal para retirarse. A él se debe que muchas celebridades pusieran sus ojos en Portugal como destino vacacional, pero ahora el país se perfila como un lugar preferente de residencia para VIPS.

La seguridad que se respira en las calles de Lisboa, el prestigio de sus colegios internacionales o la calidad de sus campos de golf y sus hospitales privados tienen mucho que ver en semejante desembarco de estrellas, como también las ventajas fiscales con las que la Administración del país vecino trata de seducir a las grandes fortunas. Mientras tanto, la emigración de portugueses a Angola creció un 32% el año pasado.

Fotos

Vídeos