Los 11 lugares más bellos de la comunitat valenciana

Paisajes playeros, de montaña, insulares, jardines, pueblos, escenarios de película... no hace falta ir muy lejos para disfrutar de las mejores vistas

CONCHA MOLINA
Morella, el paraíso entre murallasEl castillo corona el pueblo medieval de Morella. Ayuntamiento de Morella
1

Morella, el paraíso entre murallas

En la provincia de Castellón, Morella es uno de los pueblos más bonitos de España y ha sido galardonado con varios premios de Turismo. Sus murallas de más de 10 metros encierran el encanto de un pueblo cuyas raíces medievales, historia y patrimonio lo convierten en un municipio único. El castillo corona la silueta de un pueblo que encierra multitud de encantos entre sus calles y gentes: gastronomía, productos típicos y naturaleza.

Sierra de la Irta, la tierra por descubrirLa Sierra de la Irta. Las Provincias
2

Sierra de la Irta, la tierra por descubrir

Una sierra virgen en la que la ausencia de asentamientos humanos a lo largo de la historia y el abandono progresivo de la explotación agrícola y ganadera la han convertido en el paisaje perfecto para aquel que busca la belleza de la naturaleza. 15 kilómetros llenos de la flora y la fauna mediterráneas en los que montaña, acantilados y costa convergen en un único espacio.

Peñíscola, el pueblo más filmadoPeñíscola, escenario de muchos films y producciones. Ayuntamiento Peñíscola
3

Peñíscola, el pueblo más filmado

Que tantas productoras y directores hayan decidido filmar sus cintas en Peñíscola no puede ser una casualidad. La belleza de este pueblo marítimo ha sido reconocida por títulos como Juego de Tronos, El Barco o El Cid. Sus playas de bandera azul, el castillo del papa Luna, sus edificios y el resto de sus encantos hacen suspirar a cualquiera.

Islas Columbretes, reserva natural al alcance de la manoLas Islas Columbretes, el archipiélago de los valencianos. Ayuntamiento de Castellón
4

Islas Columbretes, reserva natural al alcance de la mano

Las cuatro pequeñas islas volcánicas situadas frente a la costa de la provincia de Castellón son uno de los espacios protegidos más importantes de la Comunidad Valenciana. Isla Grande, la Ferrera, la Horadada y el Bergantín forman La Reserva Natural de las Islas Columbretes, un espacio bucólico donde practicar submarinismo y descubrir una fauna y flora únicas, tanto en su superfície como bajo del agua.

Parque Natural de la Albufera, atardeceres de postalParque Natural de la Albufera, escenario de atardeceres valencianas. Vicente Martínez
5

Parque Natural de la Albufera, atardeceres de postal

A tan solo 10 kilómetros de la ciudad de Valencia, la Albufera es uno de los paísajes más emblemáticos y reconocibles de la Comunitat. Un espacio al que querer, proteger y admirar y que a cambio proporciona cultivos de arroz, tranquilidad y unas panorámicas para el recuerdo, sobre todo en sus atardeceres.

Chelva, naturaleza y cultura en rutaChelva, a 59 kilómetros de la ciudad de Valencia. Ayuntamiento de Chelva (Marcela Escandell)
6

Chelva, naturaleza y cultura en ruta

Ya en 2016 fue galardonada como la localidad más bonita de la Comunidad y sigue manteniendo con todo mérito este título de manera extraoficial. En el núcleo urbano destaca la variedad de estilos arquitectónicos con un acueducto romano, las juderías y las torres islámicas. Se encuentra además en pleno paraje natural donde se puede disfrutar de la naturaleza a través de su conocida ruta del agua.

Chulilla, el paisaje de los puentes colgantesTramo de la ruta de los puentes en Chulilla. Ayuntamiento de Chulilla
7

Chulilla, el paisaje de los puentes colgantes

Una combinación de parajes rocosos, hídricos y boscosos hacen de Chulilla un paraíso natural. Un paisaje que puede observarse desde cualquiera de sus miradores como el Cañón del Turia, el de la Peñeta o La Muela. Un paisaje perfecto tanto para hacer senderismo a través de sus puentes colgantes como para disfrutar de la belleza de sus calles.

Altea, el pueblo de las casitas blancasEl pueblo costero de Altea, en Alicante. Visit Altea
8

Altea, el pueblo de las casitas blancas

Tanto en verano como en invierno, pasear por el casco antiguo de Altea es sinónimo de sumergirse en un paraje de casas blancas, suelos de piedra y flores que le dan un toque ibicenco y romántico que la convierten en una imprescindible de esta lista. Al acabar el paseo, nada mejor que acabar con un baño en sus encantadoras playas.

Jardines de l'Albarda, un jardín renacentista en PedreguerJardines de l'Albarda, en Pedreguer. Fundación Enrique Montoliu
9

Jardines de l'Albarda, un jardín renacentista en Pedreguer

Muy cerca del corazón de Pedreguer se encuentra su pulmón: un jardín renacentista de 50.000 m2 y más de 700 plantas autóctonas cuya variedad permite ver flores todo el año. Un espacio cuya belleza reside en el elemento natural y elemento humano a través de sus paseos, pérgolas y fuentes.

La marjal de Pego-Oliva, la herradura abierta al marLa marjal de Pego-Oliva. Ayuntamiento de Oliva
10

La marjal de Pego-Oliva, la herradura abierta al mar

Rodeada por las sierras de Mustalla, Migdia y Segària, la marjal de Pego-Oliva surge como un ecosistema que acoge una fauna rica con especies endémicas y una vegetación muy bien conservada. Este Parque Natural es zona de paso de aves y su orografía la convierte en zona de almacenamiento y nacimiento de aguas subterráneas que configura un paisaje para el disfrute de la vista.

Las Fuentes del Algar: fuente de fuentesLas Fuentes de Algar, fuente de fuentes. Ayuntamiento de Benidorm
11

Las Fuentes del Algar: fuente de fuentes

A solo 12 kilómetros de la edificada Benidorm, se encuentra un paraíso del agua en forma de paraje natural en el municipio de Callosa de Ensarriá. Esta postal recibe el nombre de"Font de Fonts" por sus características fuentes y pequeños manantiales envueltos por un bosque de plantas aromáticas usadas para la producción de aceites aromáticos.

Fotos

Vídeos