Llegan los 'taxis positivos' con conductores 'zen'

Parada de taxis en la Plaza de la Reina de Valencia.
Parada de taxis en la Plaza de la Reina de Valencia. / Carolina Amor

Un psicólogo de la Universidad de Valencia afirma que el estrés podría estar presente en casi un 25 por ciento de los accidentes de tráfico

EUROPA PRESSMadrid

Cuatro taxistas de Madrid forman parte de la iniciativa 'Taxis positivos con triptófano', en la que se comprometen a tener una conducción libre de estrés en coches 100 por cien eléctricos, para «contribuir a una disminución general del estrés en el estado de ánimo de los madrileños» y, además, tener «un Madrid menos contaminado».

Estos cuatro taxis circularán con normalidad por las calles de la capital madrileña a partir de este miércoles, y podrán ser reconocidos por el logo rosa que está presente en las puertas traseras de los vehículos.

Todos los pasajeros que opten por uno de estos taxis se encontrarán además con el 'Decálogo de la Conducción Positiva', un libreto con una serie de recomendaciones para tener menos estrés y agresividad al volante, como descansar entre 7 u 8 horas al día y mantener una dieta rica en triptófano.

Uno de los 'taxistas positivos', Pablo Vicente, ha destacado que esta iniciativa «servirá para reducir el estrés al volante y concienciar a una conducción respetuosa». «Nosotros estamos acostumbrados al tráfico, pero ahora con los coches eléctricos que no hacen ningún tipo de ruido tenemos una conducción más tranquila y sosegada», ha añadido Vicente.

Otro de los taxistas, Agustín Flores, ha destacado que, aunque están acostumbrados al tráfico por su trabajo, el estrés es «algo con lo que tienen que convivir», y esto les ayudará "a ver la vida positivamente".

Además, Flores ha añadido que conducir un coche eléctrico tiene ventajas económicas, fiscales, medioambientales y en los propios taxistas, "porque se conduce más fácilmente y es más fiable". "Nos gustaría que más taxistas se sumaran a este positivismo", han reclamado los taxistas.

Por su parte, el psicólogo e investigador de la Universidad de Valencia y doctor en psicología de la Seguridad Vial, José Ignacio Lijarcio, ha destacado que esta iniciativa ayudará a mejorar la calidad de vida de los taxistas y de aquellos que se pongan al volante, reduciendo su estrés.

Para ello, Lijarcio ha dado una serie de recomendaciones, como respetar las normas de tráfico, planificar los tiempos de conducción de manera estricta y no pensar que «todo el mundo conspira contra nosotros cuando conducimos».

Lijarcio ha definido un taxi positivo como «aquel que no tiene estrés medioambiental» por dos razones: no contamina, es cien por cien eléctrico, y por el taxista, que «tiene una actitud calmada, sabe enfrentarse a las situaciones de tráfico y genera un espacio de comodidad y tranquilidad al pasajero».

Además, ha apuntado que el estrés podría estar presente en casi un 25 por ciento de los accidentes de tráfico, ya que produce distracciones y pérdida de concentración.

Esta iniciativa forma parte de una campaña de una conocida farmacéutica que comercializa un medicamento con triptófano, un aminoácido abundante en los alimentos ricos en proteínas.

Fotos

Vídeos