Lagartija Nick: «No somos unos músicos dóciles»

Antonio Arias, cantante de Lagartija Nick. / F. silva
Antonio Arias, cantante de Lagartija Nick. / F. silva

El grupo de rock andaluz estrena hoy en Valencia un nuevo disco «reivindicativo» tras estar seis años sin crear

MARTA BALLESTERVALENCIA.

El grupo granadino que triunfó en los 90 con su rock andaluz, Lagartija Nick, vuelve hoy a Valencia, a la sala Rock City de Almàssera, para presentar su nuevo trabajo 'Crimen, sabotaje y creación' dentro de la iniciativa Momentos Alhambra Música. El conjunto de Antonio Arias regresa a los escenarios con la formación original que debutó con 'Hipnosis' a la que se le une el teclista J. J. Machuca. Tras estar seis años sin crear nuevos temas y actuando con canciones «del pasado que tanto siguen gustando todavía», dice Arias, sentían la necesidad de «reivindicar» el folklore popular y el sistema universal. Pero sobre todo, este disco está marcado por la figura de su hermano Jesús Arias fallecido en 2015. En él se inspiran y a él recuerdan coneste estilo más punk de los 80 que presentan.

-Después de varios años vuelven a actuar en la ciudad, ¿cómo es un concierto de Lagartija Nick?

-Cada persona del público son como 200 vatios que nos alimentan, así que es pura energía. Pero además con este disco abrimos mucho más el repertorio, no sólo verán nuestra faceta más expresiva y dura, sino todo un abanico de nuevas aportaciones que completarán la experiencia. Con el feedback y la conexión que existe con el público, la electrónica y el disfrute están garantizados.

-'Crimen, sabotaje y creación', un título ya visto en una de las canciones de su anterior disco, ¿por qué volver a él después de seis años?

-Porque reflejaba justo la actualidad que necesitábamos expresar. Es importante remarcar el carácter reivindicativo que tiene este disco, tanto local, como universal. Queremos luchar contra el sistema a través de la creación, porque está ejerciendo una violencia sobre determinadas clases sociales y olvida a genios y talentos. Por ello también homenajeamos a mi hermano Jesús, fallecido en 2015. Recogemos su influencia, su punk español de los 80 y explotamos todos sus talentos a lo largo del álbum. Gracias a este trabajo vuelve a estar vivo.

-Hablan de política, de comunicación, ¿hay que ser crítico y reivindicativo en los tiempos que corren?

-No es oportunismo, es pura realidad. Pasan muchas cosas que hay que denunciar y así podemos crear otros modelos de convivencia y cultura ahora que estamos dirigidos por las grandes multinacionales. Es una pena que todo el mundo tenga miedo a expresar su opinión.

-¿Siempre han escrito y compuesto lo que han querido aunque eso supusiese cambios vertiginosos?

-Sí. Con discos como el de 'Omega' (el álbum que grabaron con Enrique Morente) experimentamos que lo permanente es el cambio. Hay que ser valiente, porque solo se vive una vez. Por eso siempre digo que un artista tiene que arriesgar.

-Granada, Lorca y el rock vuelven a ser los pilares de su trabajo, ¿siempre lo serán?

-De nuevo hay una mirada lorquiana y es que sobre Lorca y la tradición se puede volver. Siempre tendremos un pie allí y otro en la modernidad y la vanguardia. Este vuelve a ser el sello del disco, pero en esta ocasión queda mucho más visible y evidente.

-¿Qué ha forjado la leyenda de este grupo que vuelve a unirse con su formación original ?

-Creo que ha sido porque no somos dóciles y tenemos un mensaje propio. Con el disco 'Omega' potenciamos nuestra visión local que acabó convirtiéndose en universal. Rompimos la barrera del rock andaluz y abrimos la posibilidad de utilizar el flamenco como raíz y herramienta.

Fotos

Vídeos