Un joven se hace millonario tras invertir en bitcoins 1000 euros que su abuela le regaló por su cumpleaños

Un joven se hace millonario tras invertir en bitcoins 1000 euros que su abuela le regaló por su cumpleaños

El joven ha ganado la apuesta que hizo con sus padres siendo adolescente: si conseguía poseer una fortuna para cuando cumpliera los 18 años no tendría que ir a la Universidad

C. BENLLOCH

Erik Finman era tan solo un adolescente, pero logró hacerse millonario amasando su fortuna partiendo únicamente de 1.000 euros. Según reporta 'Clarín', su abuela le regaló esa cantidad por su cumpleaños, y el joven, lejos de hacer con ellos lo que posiblemente cualquier adolescente hubiera hecho -como comprarse un televisor o unas zapatillas de moda-, decidió invertirlo todo la moneda cibernética. Hoy esa cantidad solo representaría 0,41 bitcoins, pero en aquel entonces, el pasado año 2012, era mucho más.

El adolescente, originario de un pequeño pueblo de Idaho, Estados Unidos, tomó la decisión después de llegar a un acuerdo con sus padres: si conseguía poseer una fortuna para cuando cumpliera los 18 años, éstos no le obligarían a asistir a la Universidad. Finman era ya por entonces mal estudiante de manera patológica, por lo que puso en marcha sus planes para hacerse millonario y ganar la apuesta que había hecho con sus progenitores. El joven vendió su primera unidad de moneda cibernética en 2013, y con el tiempo logró reunir más de 400 bitcoins. Una cantidad que hoy en día equivale a cerca de 1.100.000 dólares.

Pero eso no fue todo. Una vez logró reunir ese dinero, y tal y como recoge 'ABC', Finman se mudó a una zona selecta de Silicon Valley, en California, y comenzó a viajar por el mundo. En 2014 decidió fundar una startup, 'Botangle', cuyo objetivo era poner en contacto a profesores con alumnos frustados como lo fue él para impartir clases particulares de varias materias a través de la red. La pequeña empresa arrancó con 20 trabajadores, a los que por supuesto pagaba en bitcoins. Pronto se interesó por el proyecto un inversor, que le ofreció 100.000 dólares o 300 unidades de la moneda cibernética por su empresa. Finman optó por aceptar la oferta en bitcoins (al cambio, son más de 800.000 dólares), que considera "la moneda del futuro".

En la actualidad el joven ya tiene 18 años, y ha logrado ganar la apuesta que hizo con sus padres siendo adolescente. Es millonario, y no pisará la Universidad ya que ha demostrado que no tiene ningún interés en ello.

Fotos

Vídeos