Investigan un Pegasus de la DGT tras el vuelo privado a una bodega

Un helicóptero 'Pegasus' de la DGT./Colpisa
Un helicóptero 'Pegasus' de la DGT. / Colpisa

La Fiscalía ha abierto diligencias penales al piloto y un agente del vuelo, realizado desde Madrid a Fompedraza

LAS PROVINCIASValencia

La curiosa visita de un discreto helicóptero Pegasus de la Dirección General de Tráfico (DGT) despertó el recelo de los vecinos de la localidad de Fompedraza hace tres años, cuando se encontraron con el imponente dispositivo 'aparcado' junto a una bodega, cerca del casco urbano. La curiosidad de los habitantes nunca obtuvo respuesta y, ahora, la Fiscalía ha decidido abrir una investigación penal por la presunta comisión de un delito de malversación de caudales públicos. Se estudiará si los funcionarios que formaban la tripulación emplearon el helicóptero oficial de manera fraudulenta para fines privados.

Los hechos sucedieron el 29 de agosto de 2015, cuando un Pegasus de la Unidad Central de Tráfico en Madrid aterrizó a las 11.30 horas, con el piloto y un guardia civil destinados en la capital. Los funcionarios recorrieron los doscientos kilómetros desde su base para aparecer en las inmediaciones de la bodega. La travesía quedó registrada por los vecinos, que imortalizaron el momento con fotos que circularon vía Whatsapp, hasta que un particular denunció finalmente el hecho, aunque en principio el asunto se saldó con la apertura de un expediente disciplinario para los dos trabajadores.

La investigación fue archivada dos años después, en 2017, por la falta de pruebas contundentes para demostrar los motivos del supuesto viaje. La Fiscalía de Valladolid se hizo eco del caso y el Ministerio Público decidió llevarlo a los juzgados a finales del mismo año. Finalmente, el Juzgado de Instrucción número 5 ha abierto diligencias, que podrían acabar con una condena de entre dos y cuatro años de prisión para los funcionarios, y su inhabilitación para empleo público.

No obstante, el generente de la bodega en cuestión asegura que la tripulación «no pisó» su local el 29 de agosto de 2015, según su declaración ante el mismo juzgado. Además, añade que ni siquiera llegó a ver el polémico helicóptero. Un misterio que, de momento, continúa siendo investigado con las declaraciones de los testigos directos de la presencia del Pegasus en Fompedraza.

Fotos

Vídeos