España fue el segundo país de la UE que más productos peligrosos detectó en 2017

España fue el segundo país de la UE que más productos peligrosos detectó en 2017

China y los juguetes repiten como el país de origen y la categoría con más productos peligrosos notificados

EUROPA PRESSBruselas

España fue el segundo país de la Unión Europea que más productos peligrosos detectó en 2017, con un total de 222 alertas que representan un 10% de las 2.201 notificaciones registradas en el conjunto del bloque comunitario, según un informe publicado este lunes por la Comisión Europea.

Así, Alemania fue el único país de la UE que superó a España en número de alertas, al detectar el año pasado 354 productos peligrosos, un 16% del total. El tercer puesto fue para Francia, cuyas autoridades notificaron la existencia de 191 productos peligrosos (un 9%).

Además, el país de procedencia de la mayoría de artículos clasificados como peligrosos fue de nuevo China y los juguetes también repitieron como la categoría más notificada.

Estos datos están incluidos en el informe sobre los resultados anuales del Sistema de Alerta Rápida, que recoge aquellos productos no alimentarios que suponen un riesgo para la salud o la seguridad de los ciudadanos europeos o el medio ambiente. El documento excluye los alimentos, los productos farmacéuticos y los dispositivos médicos, que están cubiertos por otros sistemas de alerta.

En concreto, el año pasado se detectaron 2.201 productos peligrosos en el bloque comunitario, lo que supone un leve incremento con respecto a 2016, cuando se notificaron 2.044 alertas. De esta forma, en 2017 se iniciaron 4.015 acciones de seguimiento, frente a las 3.952 del año anterior.

Sin embargo, el Ejecutivo comunitario ha recordado que el número de notificaciones por Estado miembro no puede vincularse directamente con la seguridad global de los productos en ese mercado concreto, puesto que hay razones que explican que haya más alertas, como mayores importaciones, el tamaño del mercado o la experiencia de las autoridades nacionales.

En el análisis por categoría de productos, los juguetes fueron los productos para los que se notificaron más alertas, con 636 productos peligrosos (un 29% del total) en toda la UE. Después se situaron los vehículos de motor (436 alertas, un 20%), la ropa y los artículos de moda (258 alertas, un 12%), los equipos electrónicos (145 alertas, un 6%) y los artículos para el cuidado de los niños (109 alertas, un 5%).

En cuanto a los riesgos de estos productos, el más notificado fue el de lesiones (682 alertas, un 28% del total), seguido del del riesgos químicos (544 alertas, un 22%), el de estrangulamiento (410 alertas, un 17%), las descargas eléctricas (253 alertas, un 10%) y el riesgo de incendio (148 alertas, un 6%).

China

Por otro lado, China repitió en 2017 como el país del que proceden la mayoría de productos peligrosos detectados en la UE. En particular, el número de alertas sobre artículos procedentes del gigante asiático a 1.155, una cifra que se mantiene estable con respecto a la de 2016. A su vez, los productos peligrosos de origen europeo representaron el año pasado un 26% del total (413 notificaciones).

La comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad, Vera Jourová, ha subrayado que el Sistema de Alerta Rápida de la UE permite a las autoridades nacionales reaccionas "rápidamente" para retirar "cualquier producto que pueda causar lesiones", algo que "mantiene seguros a los menores europeos y evita accidentes mortales" en las carreteras comunitarias.

"Es un buen ejemplo de cómo hacer cumplir la normativa de la UE en materia de consumo. Lamentablemente, en otros muchos ámbitos debemos mejorar la aplicación de las normas y velar por que los consumidores puedan ejercer sus derechos", ha manifestado la comisaria checa.

Fotos

Vídeos