8 enfermedades que se curan manteniendo relaciones sexuales

Tener sexo beneficia potencialmente tu salud./Fotolia
Tener sexo beneficia potencialmente tu salud. / Fotolia

Tener sexo con frecuencia aporta numerosos beneficios al organismo como la reducción del estrés o la depresión

LAS PROVINCIASValencia

Cuando pensamos en curar enfermedades, sin duda nos viene a la cabeza la típica medicación con pastillas y jarabes de horrible sabor, que acrecientan aún más el calvario de soportar la molestia en cuestión. Sin embargo, hay enfermedades cuyo remedio es bastante más entretenido, ya que pueden curarse teniendo sexo.

Cuando tenemos relaciones sexuales se liberan muchas sustancias en nuestro cuerpo que producen sensación de bienestar y ayudan a mejorar tu estado físico. La práctica sexual proporciona numerosos beneficios a nuestro organismo, tanto así que los expertos recomiendan tener relaciones con frecuencia para evitar esta ocho enfermedades:

1. Ayuda a controlar el ciclo menstrual: Para las mujeres que sufren fuertes dolencias menstruales y sangrados irregulares, es muy recomendable practicar sexo con frecuencia ya que estabiliza los ciclos y regula los periodos mensuales. De este modo, los dolores y calambres propios de estos días para algunas mujeres pueden llegar a reducir o minimizar su intensidad. Además, en el caso de los hombres practicar sexo con regularidad dismiuye la disfunción eréctil hasta un 50%.

2. Depresión: Otra de las grandes ventajas del sexo para tu bienestar es la reducción de los bajones emocionales gracias a la liberación de endorfina durante la práctica sexual. Esta sustancia adquiere popularmente el nombre de 'la hormona de la felicidad' y por ello, su producción en mayores cantidades ayuda a superar episodios depresivos.

3. Enfermedades respiratorias: El sexo también es potencialmente beneficioso para la cura de patologías relacionadas con la respiración, y practicarlo con frecuencia produce una notable mejora a largo plazo en este ámbito.

El sexo favorece la disminución de enfermedades respiratorias.
El sexo favorece la disminución de enfermedades respiratorias. / Nan Goldin/LP

4. Refuerza el sistema inmunológico: Una actividad sexual regular, de al menos dos veces a la semana, aumenta hasta un 30% tus niveles de inmuglobulina A. Esta sustancia es indispensable para las defensas del organismo, por lo que mejora tu respuesta ante enfermedades como la gripe o cualquier virus. Además, el sexo también estimula la producción de células T, más conocidas como glóbulos blancos, que ayudan a reforzar tu sistema inmune.

5. Estrés: El sexo tiene un notorio efecto favorable sobre el estrés, ya que mientras lo practicas liberas un químico cerebral que acelera el centro del placer y la 'recompensa' del cerebro. De esta manera, el sexo produce un estado anímico de relajación que combate la ansiedad, además de aumentar tu autoestima y dejar una sensación de felicidad.

6. Enfermedades cardiovasculares: Aunque popularmente existe la creencia que el sexo aumenta las complicaciones derivadas del esfuerzo en personas con enfermedades cardiovasculares, la actividad sexual aporta una relación inversamente proporcional con la presencia de patología cardiovascular: cuanto más sexo, menos enfermedad.

7. Retrasa el envejecimiento: Tanto las hormonas sexuales masculinas como las femeninas (estrógenos y testosterona) tienen un papel fundamental en el mantenimiento de la masa ósea. La práctica sexual ayuda a mantener el equilibrio de un nivel adecuado de estas sustancias en tu organismo, por lo que retrasa la pérdida de masa ósea u osteoporosis.

8. Mejora el aspecto de la piel en los hombres: La segregación de testosterona produce una apariencia mejorada en el cutis masculino. Además, ayuda a disminuir las arrugas porque balancea los niveles de estrógeno.

Temas

Sexo

Fotos

Vídeos