Los partidos certifican la defunción del pacto educativo

Reunión del pacto educativo antes del abandono del PSOE y ERC. /Efe
Reunión del pacto educativo antes del abandono del PSOE y ERC. / Efe

PP y C's seguirán solos en busca de un acuerdo, pero con PSOE, Podemos, ERC, PNV y PDeCAT, la mayoría del Congreso, fuera de la negociación

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

La posibilidad de alcanzar en España un pacto de Estado por la educación, un gran acuerdo político y social que permitiese aprobar por primera vez en democracia una ley consensuada que modernizase y diese estabilidad al sistema, ha descarrilado.

Las negociaciones en busca de este acuerdo, que se iniciaron hace más de un año en el Congreso, quedaron heridas de muerte hace una semana, cuando el PSOE anunció su marcha de la subcomisión donde se desarrollan, portazo agravado solo un día después por la salida también de las conversaciones de los representantes de Unidos Podemos. La imposibilidad material del pacto, sin embargo, se certificó hoy cuando la lista de abandonos del foro negociador se incrementó con los anuncios de la salida de las conversaciones de ERC, PNV y PdeCAT.

La suma de abandonos significa que solo se mantienen en las conversaciones en busca de un consenso educativo PP y Ciudadanos y que, por lo tanto, ya están al margen de las negociaciones las siglas que representan a más de la mitad de los diputados, la mayoría del Congreso.

La reunión de la Mesa y Portavoces de la Comisión de Educación de hoy, el último intento de PP y Ciudadanos para que los socialistas reconsiderasen su postura, terminó con la certificación por parte del partido de Pedro Sánchez de que no volverá a la subcomisión, lo que precipitó el abandono de los nacionalistas, que no ven sentido alguno a alargar los encuentros, pues coinciden en que sin la presencia del primer partido de la oposición es imposible un acuerdo de Estado, que por otra parte los tres vieron con gran escepticismo lograr desde el primer día.

El PSOE, según confirmó, solo se replanteará su vuelta si el Gobierno se compromete por escrito a que el acuerdo garantizará una financiación mínima del 5% del PIB para colegios e institutos, lo que supone aumentar la inversión 1.500 millones anuales hasta 2025, oferta que, aseguran, no han recibido. El resto de partidos, según indicaron, no volverá tampoco a las reuniones salvo que la posibilidad de un pacto de Estado vuelva a ser viable porque las negociaciones incluyan a los grandes partidos estatales.

Más información

Diálogo bilateral

Con esta situación, la subcomisión parlamentaria mantendrá, al menos por el momento, sus reuniones, pero a las sesiones a puerta cerrada -la siguiente es el próximo martes- solo asistirán los equipos de PP y Ciudadanos, que insisten en reclamar al PSOE que rectifique y vuelva a la negociación.

Los portavoces de ambas formaciones, que coinciden en que las espantadas de PSOE y Podemos no responden a discrepancias negociadoras insalvables sino a estrategias preelectorales, aseguraran que seguirán los trabajos por responsabilidad con la sociedad española y con la comunidad escolar, que creen que demandan este pacto. Terminarán de elaborar, dijeron, el dictamen de medidas para una nueva norma educativa, que incluirá las propuestas de los 82 expertos que comparecieron en la subcomisión, y lo remitirán al pleno del Congreso que, si lo aprueba, se lo trasladará al Gobierno para que lo use de base para diseñar la reforma legal.

Esto, en realidad, significa que el documento de propuestas para una reforma educativa que pueda salir de este órgano, si es que populares y liberales culminan el trabajo y el PSOE no varía su postura, será, en todo caso, un acuerdo bilateral entre ambos partidos, que tiene muy escasas posibilidades de lograr el aval del Congreso y, por lo tanto, de llegar como propuesta a manos del Gobierno. PP y Ciudadanos suman 169 diputados y los partidos que han dado el portazo a la subcomisión 178. Sobre el papel, no tienen votos para aprobar el dictamen y mucho menos para impulsar una reforma de la ley educativa, que requiere de mayoría absoluta (176 diputados) para salir adelante.

PSOE y Podemos, por su lado, aspiran a reunir mayorías para derogar la Lomce, aunque sea artículo a artículo. No obstante, también lo tienen difícil puesto que sus propuestas de derogación están bloqueadas en fase de enmiendas por PP y Ciudadanos.

Fotos

Vídeos