Las Provincias

ANPE recoge firmas para que sólo se obtenga el título de ESO con todo aprobado

Un instituto de Educación Secundaria.
Un instituto de Educación Secundaria. / Archivo
  • El sindicato de profesores exige al Ministerio que rectifique en su intención de que este curso los alumnos puedan graduarse en la educación obligatoria con hasta dos asignaturas suspendidas

ANPE, el sindicato docente con más representantes en la escuela pública, ha puesto hoy en marcha una recogida de firmas para intentar obligar al Ministerio de Educación y a sus homólogos de las comunidades autónomas a rectificar en su intención de permitir a los alumnos obtener el título de ESO con hasta dos asignaturas suspendidas. Lo quiere todo aprobado.

El Ministerio, con el visto bueno de los departamentos de Educación autonómicos, se dispone a dictar en los próximos días un real decreto que permitirá graduarse este curso en la educación obligatoria con una nota media inferior a 5 y con hasta dos asignaturas suspendidas siempre que no sean al tiempo Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas, o Lengua Cooficial en las comunidades con idioma propio.

La regulación específica de las características que permitirán obtener el título de ESO en este curso es algo obligado después de que Gobierno aceptase paralizar en diciembre pasado la puesta en marcha de la reválida de final de etapa en la educación obligatoria, prueba que hasta entonces tenía que ser aprobada sí o sí por los alumnos para poder graduarse, con independencia de que se tuviese o no superado el ciclo educativo. La Lomce permitía presentarse a esa reválida con hasta dos asignaturas suspensas, siempre que no fuesen Lengua y Matemáticas, pero luego exigía aprobar la prueba y que la media de notas del ciclo y la obtenida en el examen fuese superior a 5 sobre 10.

El Ministerio, con el visto bueno de las autonomías, ha decidido regular la obtención del título únicamente con las condiciones que la Lomce marca en su artículo 29 para poder acceder a la reválida ya suspendida, es decir, tener un máximo de dos suspensos al final de los cuatro cursos de ESO. Con esta próxima regulación, transitoria hasta ver si hay un pacto de Estado educativo que cambie la Lomce, se dejan las cosas prácticamente como estaban hasta este curso, pues la LOE socialista, que era la ley educativa que rigió en cuarto de ESO hasta 2016, ya autorizaba a graduarse con dos asignaturas suspensas e incluso con tres de forma excepcional.

Segundo intento

La campaña que ANPE ha lanzado a través de las plataforma Change.org exige a las autoridades educativas que modifiquen el borrador de real decreto que ahora tienen sobre la mesa, al que ya sólo le falta el informe preceptivo del Consejo de Estado para que pueda ser aprobado por el Consejo de Ministros, y que reclamen que sea obligado tener aprobadas todas las asignaturas de los cuatro cursos de ESO -unas 48- para poder graduarse en el ciclo y obtener el título.

ANPE ya intentó el martes pasado que el Consejo Escolar del Estado, el máximo órgano asesor en materia educativa, exigiese idéntica rectificación al Ministerio, con la inclusión de esta demanda en el dictamen no vinculante que elaboró sobre el borrador de real decreto, pero su enmienda fue derrotada con un único voto positivo -el suyo-, 9 abstenciones y 8 votos en contra (entre ellos los del Ministerio). Los responsables de Educación le dijeron entonces que el cambio no era posible porque contradecía la Lomce, cosa que no puede hacer una norma de rango inferior como es un decreto.

Tampoco apoyaron la enmienda de ANPE varias organizaciones educativas que, sin embargo, si que son también partidarias de que haya que aprobar todo para titularse en ESO, como la confederación de padres mayoritaria en los centros privados concertados (Concapa), el sindicato más votado en esa misma red (FSIE), el sindicato CSIF, o alguna de las patronales de los colegios e institutos de educación privada. La posibilidad de titularse con hasta dos asignaturas suspensas es una opción que sin embargo defienden otros sindicatos docentes muy representativos como CC OO, UGT y STE, la asociación de padres mayoritaria en la red pública, Ceapa, y asociaciones con gran peso entre los alumnos no universitarios como CANAE o el Sindicato de Estudiantes.

ANPE considera que el decreto que pretende aprobar el Gobierno "supone una devaluación del mérito porque no solo se perjudica al sistema educativo en general sino a la propia enseñanza pública". Avisa de que "el profesorado verá cuestionada su labor docente y se encontrará con alumnos que en su materia no quieran hacer nada, pues no necesitan aprobar todo para titular ni sacar un 5 de media".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate