Las Provincias

El gasto de las universidades es «insuficiente» para su obligada reconversión digital

Profesor dando clase en una universidad.
Profesor dando clase en una universidad.
  • La docencia cada vez mezcla más la enseñanza presencial y virtual, al tiempo que aumentan las titulaciones 'online'

El conjunto de las universidades españolas, tanto públicas como privadas, invierten una media de unos cinco millones anuales en tecnologías de la información, aproximadamente el 3,5% de su presupuesto, una cantidad importante, pero "insuficiente" para garantizar la reconversión digital, cada vez más acelerada, en que están inmersas.

Se trata de una partida que se mantiene prácticamente estancada desde diez años, pues incluso fue proporcionalmente mayor antes de la crisis, que da para sostener los actuales servicios, pagar el personal y el mantenimiento, pero que su escasez "hace peligrar la innovación", según concluye el análisis anual realizado por la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE).

Tanto el presidente de la CRUE, Segundo Píriz, como el máximo responsables en la organización de tecnologías de la información (TIC), Juan Gómez, destacaron que la inversión anual está "muy lejos" del 5% del presupuesto de las universidades que recomienda la OCDE. "Hace falta un aumento de recursos porque vamos a una universidad digital", avisó Píriz. "Queremos dar una llamada de atención, las TIC no pueden ser algo secundario. Estratégicamente son fundamentales, y deben tener más prioridad en el gasto y más recursos. Hace falta más dinero", alertó Gómez.

El informe 'Análisis de las TIC en las universidades españolas' de CRUE indica que, pese a la urgencia de más recursos, el uso de las nuevas tecnologías en los centros de estudios superiores se puede calificar de "saludable" y cada vez más completo. El documento constata que el uso de estas tecnoligías atraviesa cada vez con más influencia todos los ámbitos, el de la enseñanza, la gestión académica y administativa y la investigación.

En el caso de la enseñanza se ve cómo la docencia virtual cada vez le gana más el campo a la presencial, que además se imparte ya en aulas con proyectores multimedia y con conexión a internet, en los que alumnos y profesores interactúan constantemente con ordenadores, tablet y 'smartphones'. El 100% de alumnos y profesores usan ya las plataformas de docencia virtual de las universidades como complemento al trabajo presencial, tanto en clases como prácticas, y el uso de la red 'wifi' de los centros se ha disparado en solo un año, se ha triplicado. En las 61 universidades públicas y privadas que participaron en el estudio se registraron el año pasado 30 millones de conexiones a la red y el 89% de los alumnos entraron al menos una vez durante el curso. Los centros están preparados para seguir aumentando los contenidos virtuales, pues el 75% cuenta con estudios de grabación y producción profesionales y con canales para su distribución.

El futuro

El estudio desvela también que las universidades, de media, tienen ya entre 8 y 9 titulaciones no presenciales, impartidas completamente 'online', lo que supone entre el 7% y el 8% de su oferta de grados y un incremento del 13,8% en un solo año. "Se va un aumento de los títulos 'online' porque los estudiantes están girando hacia ahí", explicó Píriz. "Yo espero una pequeña explosión de títulos 'online' en cuanto sean apreciados por los empleadores", coincidió Gómez.

En el mismo camino de la digitalización, según detalla el análisis, casi todas las universidades han comenzado a colaborar o a participar en la puesta en marcha de cursos masivos y abiertos 'online', sin título y por internet, pero también aprovechables por cualquiera y sin coste. La gestión telemática abarca ya de media al 60% de los procesos académicos y administrativos de las universidades, con estructuras seguras de pago, firma electrónica y automatización de buena parte de los procesos.

Este camino claro a hacia lo virtual, tanto en lo académico como en la gestión, ha hecho que el 75% de las universidades estén tomando serias medidas para la aplicación de los protocolos de seguridad oficiales en las redes y para la incorporación de equipos y responsables de seguridad ante el miedo a los ciberataques.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate