Las Provincias

Cataluña destinó 81 millones de guarderías públicas a la concertada para pagar nóminas

La exconsellera de Educación Irene Rigau.
La exconsellera de Educación Irene Rigau. / Efe
  • Justifica "la redistribución" después de que el Estado dejó de financiar esta etapa, a la que aportaba 70 millones de euros

La Conselleria de Enseñanza de la Generalitat transfirió en 2012 y 2014 un total de 81 millones de euros -42,7 y 39 millones, respectivamente- consignados al funcionamiento de las guarderías públicas municipales a la escuela concertada para pagar las nóminas del profesorado, han explicado fuentes del departamento a Europa Press.

Así consta en una carta enviada al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) firmada por la actual directora de servicios de Enseñanza, María Dolores Salgado, en la que admite que se realizaron modificaciones en el presupuesto para reasignar esta partida al "pago de la nómina delegada" de los profesores de centros concertados, ha publicado este martes 'El Periódico'.

La carta, con fecha de 11 de octubre, forma parte de una causa que instruye la sección quinta de la Sala Contenciosa Administrativa del TSJC, a raíz de la denuncia colectiva presentada hace tres años por una treintena de pequeños ayuntamientos después de que la Generalitat retirara las ayudas para escolarizar a los alumnos de cero a tres años, financiación que asumieron las diputaciones.

Fuentes de Enseñanza han recalcado que este dinero no se desvió en ningún caso, sino que se hizo una "redistribución" de esta partida, después de que el Estado dejara de aportar 70 millones de euros para la escolarización de 0-6 años, lo que obligó a buscar nuevas vías de financiación. "Las diputaciones se hicieron cargo y las guarderías no quedaron desatendidas", han subrayado las mismas fuentes, que han recordado que la escolarización de esta etapa educativa ha ido aumentando, al pasar de un 36,8% en 2011-2012, un 34,8% en 2012-13, un 35,7% en 2013-2014 y un 35,9% en 2014-2015.

El departamento también ha recordado que "es una obligación por ley pagar al profesorado de la pública o de la privada".

Reacción de Rigau

En declaraciones a Rac1 recogidas por Europa Press, la entonces consellera de Enseñanza, Irene Rigau, ha defendido que "lo que se hizo fue administrar de diferente manera el dinero que en ese momento había", y ha reiterado que pagar a los trabajadores es una obligación legal y una prioridad.

"Me extraña mucho que alguien ponga en duda que se tenían que pagar las nóminas de los profesores", ha afirmado la exconsellera, al añadir que la financiación de las guarderías fue asumida por las diputaciones y estos fondos se reubicaron a los centros concertados.