Las Provincias

Los estudiantes convocarán una huelga el 24 noviembre si no se retiran las reválidas

Varios jóvenes durante la marcha estudiantil convocada en Madrid.
Varios jóvenes durante la marcha estudiantil convocada en Madrid. / Efe
  • Asegura que la promesa del Gobierno de dejar las pruebas sin valor académico hasta que haya pacto educativo no es más que un engaño para implantarlas

El Sindicato de Estudiantes anunció hoy que convocará otra huelga general en colegios e institutos de toda España, idéntica a la celebrada el miércoles pasado, para el 24 de noviembre próximo si el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy, que será investido presidente con toda probabilidad mañana por el Congreso, no retira la próxima semana el real decreto por el que el 29 de julio acordó implantar las reválidas de cuarto de la ESO y segundo de Bachillerato en este curso.

En otras palabras, convocará de nuevo a alumnos y profesores de todo el país a vaciar las aulas y a manifestarse en la calle si Rajoy no renuncia de manera definitiva a implantar estas pruebas de evaluación externas que, según la Lomce, a partir del curso 2017-2018, deberán ser aprobadas por todos los alumnos afectados para que puedan obtener el título en su etapa educativa, con independencia de que ya hubiesen aprobado o no todas las asignaturas del plan de estudios.

El Sindicato de Estudiantes considera “una mentira” y un engaño para desmovilizar a toda la comunidad educativa -que de forma casi unánime rechaza la implantación de las reválidas- el anuncio realizado por Rajoy el jueves en el debate de investidura, cuando adelantó que su nuevo Gobierno aprobará de manera inmediata un decreto que, aunque mantendrá la implantación de las polémicas pruebas, las vaciará de todo valor académico –no habrá que aprobarlas para lograr los títulos- hasta que se alcance un pacto nacional por la educación, diálogo que debería ponerse en pie en las próximas semanas por parte de los partidos políticos y los representantes de alumnos, padres y profesores y que podría durar meses o años.

La organización estudiantil no se cree la versión del Ministerio de Educación, que defiende que en la práctica el cambio legal anunciado equivale a dejar la reválida de ESO sin valor académico alguno ‘sine die’ y convertir la de Bachillerato por tiempo indefinido en una simple continuación de la selectividad universitaria, y solo ve un truco para implantar las reválidas por la puerta de atrás y sin contestación política y social, así “propaganda” del PP, pues de entrada, entiende, el Gobierno solo promete algo que ya estaba previsto, que este curso estos exámenes externos no contasen para titular la ESO y Bachillerato.

En un comunicado en el que vuelve a exigir la inmediata dimisión del ministro de Educación en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, tras lo que considera un “éxito arrollador” de la huelga del 26 de octubre, llama a las asociaciones de padres de alumnos de la escuela pública, representadas mayoritariamente por la Ceapa, a que vuelvan a convocar junto a ellos el nuevo paro y a los sindicatos de profesores de CC OO, UGT y STE a sumarse esta vez no solo a las manifestaciones en la calle sino también a la jornada de huelga.

La Ceapa, como los sindicatos aludidos, ya adelantó el jueves que el anuncio de Rajoy sobre las reválidas era “insuficiente” y también reclamó la renuncia definitiva a implantar las pruebas externas, pero no parece tener tanta prisa en volver a convocar una huelga. Su estrategia, según avanzó, es darle cuatro meses al Gobierno para rectificar y, en caso contrario, volver a llamar a vaciar los colegios e institutos para lograr la derogación de la Lomce y de las reválidas en febrero próximo.