Las Provincias

Cañizares carga contra los que rechazan la educación religiosa en las escuelas

valencia. El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, lamentó el pasado sábado que en la actualidad «muchos, tal vez sin darse cuenta, separan a los niños de Jesús. No les enseñan, ni quieren que les enseñen quién es Jesús, por ejemplo a través de la enseñanza religiosa en las escuelas». La crítica del principal responsable de la archidiócesis llega después de conocerse los cambios aplicados por la Conselleria de Educación en la plantilla de profesores de Religión, que ha provocado que los profesionales vean reducidas sus horas (y sus retribuciones) o tengan que completar su jornada trabajando para varios centros.

La medida, que llega en pleno conflicto entre la administración autonómica y la Iglesia, se conoció el pasado día 2. Los sindicatos representativos del colectivo denunciaron que no se había negociado, mientras que Educación alertó de que se había puesto orden al asegurar que habían 2.000 horas repetidas.

«No quieren permitirlo, en el fondo están apartando a los niños de Jesús», señaló Cañizares en la parroquia de la Font de la Figuera tras leer el pasaje evangélico en el que Jesús pide a sus discípulos que dejen «que los niños se acerquen a mí». El arzobispo defendió que «Jesús quiere a los niños hasta el extremo, se hace niño con ellos, porque está con los últimos, con los más pequeños». También resaltó que estos «son los que más necesitan del cariño y del amor».

Además destacó que los niños son las principales víctimas de «la guerra, la violencia, el hambre, pero también son las primeras víctimas del egoísmo de padres que los abandonan», por lo que pidió a la Virgen que ayude a protegerlos.

Cañizares también anunció la próxima declaración como Santuario Diocesano de la capilla de la Mare de Déu dels Xics, la Virgen de los Niños, patrona de la Font de la Figuera.