Dejan salir de la cárcel a un preso para que adelgace

El preso Matías Arévalo./Facebook
El preso Matías Arévalo. / Facebook

Una jueza autoriza un permiso a un recluso para que se someta a un tratamiento de pérdida de peso pese a que hay riesgo de fuga

LAS PROVINCIAS

«No se trata de una actividad lúdica. Se enmarca dentro de unas estrictas razones médicas vinculadas a su salud que es deber estatal preservar», señaló la fiscalía en un informe que presentó ante las autoridades judiciales para justificar el permiso que debían darle a un preso para que se sometiera a un tratamiento para adelgazar. Y la jueza aceptó. Matías Arévalo, de 27 años y condenado por asesinar con arma de fuego a un sicario del narcotráfico podrá salir de la cárcel para hacer ejercicio.

Patricia Asaro, así se llama la magistrada de Puerto Madryn, Argentina, tomó la decisión de dejar que Arévalo abandone la cárcel una vez a la semana para hacer deporte porque «el Estado debe garantizar el derecho a la salud», como explicó al medio local Radio Chubut. El hombre, vinculado al mundo del hampa, viajará desde la penitenciaría hasta una ciudad, Trelew, situacda a 65 kilómetros de distancia para «poder bajar de peso y tonificar sus músculos». Eso sí, durante el tiempo en el que esté haciendo deporte estará vigilado por varios policías para evitar que en una de las carreras le dé por huir.

Fotos

Vídeos