Las cuatro fases de un incendio forestal

Las cuatro fases de un incendio forestal

Así se califica un fuego según su evolución

LAS PROVINCIAS

Los incendios forestales tienen cuatro fases que dependen de su evolución y que marcan el trabajo de los efectivos de Bomberos y seguridad para actuar en determinadas situaciones. Las cuatro fases de un incendio son activo, estabilizado, controlado y extinguido. Esta categorización se suma a la conocida 'regla de los tres 30' que hace imparable un incendio.

Activo. El fuego se propaga activamente y puede crecer libremente. Los medios aéreos trabajan para extinguirlo.

Estabilizado. Sin llegar a estar controlado, evoluciona dentro de las líneas de control establecidas según las previsiones y labores de extinción conducentes a su control

Controlado. Es cuando se ha conseguido aislar y detener su avance su avance y propagación dentro de líneas de control.

Extinguido. Situación posterior a la del incendio controlado en la cual ya no existen materiales en ignición en el perímetro del incendio y no se prevé que pueda reiniciarse.

Fotos

Vídeos