Las ciudades más violentas del mundo

Militares mexicanos patrullan en la ciudad de Los Cabos, la más violenta del mundo. /EFE
Militares mexicanos patrullan en la ciudad de Los Cabos, la más violenta del mundo. / EFE

De las 50 más peligrosas, 17 están situadas en Brasil, 12 en México y ninguna en Asia o Europa

DANIEL ROLDÁN

Es una de las listas más dramáticas que existen y en la que ninguna ciudad con más de 300.000 habitantes quiere aparecer. Porque estar en el ranking de las cincuenta urbes más violentas del mundo que elabora el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal (CCSPJP) es una demostración de que se han hecho muy mal las políticas para atajar las muertes violentas. En la clasificación de 2017, la ciudad mexicana de Los Cabos tiene el dudoso honor de ser la primera, con una tasa de 111,33 homicidios por 100.000 habitantes; el trágico podio lo completan Caracas (111,19) y la también mexicana Acapulco (106,63).

Este estudio pretende presionar a los gobernantes para que cumplan «con su deber de proteger a los gobernados, de garantizar su derecho a la seguridad pública». Una petición que se centra sobre todo en América Latina: 42 de las 50 ciudades analizadas pertenecen a esta zona del mundo. El resto se las reparten Estados Unidos, Jamaica y Sudáfrica. Ninguna asiática o europea en la lista y se descuentan aquellos lugares donde hay guerra (Siria, Ucrania, Irak o Afganistán).

LAS DIEZ PRIMERAS

Ciudad / País
1
Los Cabos / México
2
Caracas / Venezuela
3
Acapulco / México
4
Natal / Brasil
5
Tijuana / México
6
La Paz / México
7
Fortaleza / Brasil
8
Victoria / México
9
Guayana / Venezuela
10
Belém / Brasil

Para hacer su cálculo, el Consejo Ciudadano divide el número de homicidios entre el número de habitantes y el resultado se multiplica por 100.000. De esta manera, la ciudad del Estado de Baja California Sur se alza con el primer puesto con 365 muertos, uno al día, en una ciudad de poco más de 328.000 habitantes. Una muestra del incremento de la violencia en México, ya que cinco de sus ciudades están entre las diez primeras; el camino inverso del llevado a cabo por Honduras, por ejemplo.

La ONG destaca las políticas del Gobierno para «reducir la impunidad y actuar contra los delitos, distintos a los homicidios, que cometen las pandillas». Pero el «nuevo fenómeno» que alerta a esta organización es la «creciente incapacidad de contar muertos» que se está desarrollando en Venezuela. «La información de la prensa en 2017 fue mucho más escasa que en años anteriores, menos periódica y menos específica por lo que hace a la incidencia en las ciudades», señala. Este motivo, unido a la continua despoblación -cuatro millones de venezolanos han dejado el país en los últimos tres años-, hace que las cifras de mortalidad sean, en realidad, más altas y que las autoridades todavía no las hayan contabilizado. En Caracas, una ciudad de tres millones de habitantes, murieron 3.387 personas; y en Guayana, la décima más violenta, fueron 728 asesinatos.

Por cantidad, la capital venezolana es la primera, seguida de la brasileña Fortaleza (3.270 homicidios) y la sudafricana Ciudad del Cabo (2.493). Por países, 17 de estas ciudades están ubicadas en Brasil, doce en México, cinco en Venezuela, cuatro en Estados Unidos, tres en Colombia y en Sudáfrica, dos en Honduras y un representante de El Salvador, Guatemala, Puerto Rico y Jamaica. Fueron 41.430 homicidios en una población de 70 millones.

Fotos

Vídeos