Nuevos hallazgos en Orce revelan una mayor complejidad cultural de los homínidos

Nueva fase de excavaciones en Orce./EFE
Nueva fase de excavaciones en Orce. / EFE

Una nueva fase de excavaciones ha analizado claves para entender la vida existente hace 1,4 millones de años

EFEGranada

Los recientes trabajos de campo realizados en los yacimientos de Orce (Granada) han revelado que la complejidad cultural de los homínidos de hace 1,4 millones de años es mayor de lo que se creía.

El equipo multidisciplinar dirigido por Juan Manuel Jiménez Arenas, profesor de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada, ha llegado a estas conclusiones tras 20 días trabajando en los yacimientos de Barranco León, Venta Micena y Fuente Nueva 3 del municipio granadino, que acabaron el pasado domingo.

Durante esta nueva fase de excavaciones, destinada a conocer cómo vivían en la zona hace 1,5 millones de años, el equipo ha hallado restos óseos de numerosas especies, entre los que destaca la mandíbula de un mamut.

Además, el equipo que lidera la Universidad de Granada ha recalcado que los hallazgos están ofreciendo grandes resultados, y han cumplido, en palabras de los investigadores, con los objetivos marcados en el Proyecto General de Investigación.

El trabajo de campo se ha desarrollado de manera paralela en los tres yacimientos de Orce, en el norte de la provincia de Granada, y ha permitido recuperar y documentar percutores con los que los homínidos fracturaban otras rocas para obtener filos cortantes y elementos útiles pesados con los que romper huesos.

Los investigadores han destacado la aparición de restos utilizados que añaden "una mayor complejidad al repertorio cultural de nuestros antepasados más remotos" o la recuperación en Fuente Nueva del húmero de un mamut que superaría las nueve toneladas de masa corporal, según ha explicado Jiménez Arenas.

Un elevado número de ciervos

Los investigadores de Orce han hallado en esta campaña un elevado número de ciervos, especialmente representados por las enormes cuernas de la especie Praemegaceros, cantidad que podría estar relacionada con unas condiciones climáticas diferentes a las que se pueden registrar en los yacimientos con presencia humana.

De manera paralela, durante esta campaña se ha desarrollado un programa de divulgación con cuatro charlas en diversos bares de Orce, una conferencia en Huéscar, tres jornadas de puertas abiertas a los yacimientos, dos para todos los públicos y otra con niños.

Además, al estudio se ha añadido la apuesta por la nuevas tecnologías con toma de imágenes con drones y pértigas para reconstruir tridimensionalmente los valles y la superficie de los yacimientos y un sistema de registro a través de una aplicación de teléfono móvil.

La intervención en Orce continuará con el estudio de los materiales gracias al proyecto financiado por la consejería de Cultura que se prolongará hasta 2020. En esta intervención han participado diferentes instituciones académicas y de investigación como el IPHES de Tarragona, la Universidad de Helsinki, la Autónoma de Barcelona, el CENIEH de Burgos, la Universidad de Zúrich o el Centro GeoGenetics de Copenhague.

Fotos

Vídeos